Ingeniería ferroviaria

El atraso americano

Los Estados Unidos van muy retrasados en el tema de los trenes muy veloces más por razones políticas que técnicas.

Impresionados por los trenes bala japoneses, los TGV franceses y los ICE alemanes, los estadounidenses inevitablemente se preguntan: "¿Por qué no tenemos aquí esos trenes tan veloces?" Los trenes que circulan a velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora en Japón y en Europa no existen en los Estados Unidos, sobre todo por factores políticos y sociales, no por falta de conocimientos técnicos.

Las naciones que han sentado con éxito las bases de los ferrocarriles de gran velocidad disponían ya de los medios financieros y organizativos para continuar la mejora de sus líneas férreas. Eran propietarias de la red viaria y contaban con las empresas públicas nacionales que las explotaban. Siendo los trenes y las vías una responsabilidad pública inamovible, los gobiernos se mostraron proclives a realizar substanciales inversiones a largo plazo en la infraestructura ferroviaria al enfrentarse con los problemas de las carreteras atascadas y los aeropuertos saturados. Tampoco les resultaba nueva la necesidad de proporcionar subvenciones para ab­sorber las pérdidas por explotación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Presente y futuro de los transportes

    Temas IyC Nº 13

    Julio/Septiembre 1998

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.