Seguridad en vertical

El sistema de frenado automático inventado por Elisha Graves Otis en 1854 hizo posible el ascensor moderno, contribuyendo a crear un nuevo perfil de las ciudades al permitir edificios muy altos.

Aunque las cabrias manuales se remonten a la construcción de las pirámides, durante 4500 años la ausencia de un mecanismo de frenado a prueba de fallos hacía que aquellos primitivos ascensores fueran poco fiables y peligrosos para cargar personas. La situación cambió en mayo de 1854, cuando Elisha Graves Otis exhibió un sistema mecánico de mordazas y resortes que impedía la entrada en caída libre de las cajas de los ascensores.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.