Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Yuca mejorada contra el hambre

La tercera fuente de calorías mundial tiene el potencial de convertirse en un cultivo más productivo y nutritivo. Aliviaría la desnutrición en varios países en vías de desarrollo.

© 2005 David Monniaux/WIKIMEDIA COMMONS

En síntesis

Las raíces de la yuca constituyen la principal fuente de calorías de millones de habitantes de las zonas tropicales; pero se trata de un alimento pobre en proteínas, vitaminas y otros nutrientes.

Los científicos han obtenido variedades mejoradas de yuca que poseen un mayor valor nutritivo, un rendimiento superior y resistencia a plagas y enfermedades.

La combinación de técnicas clásicas de mejora vegetal, genómicas y de biología molecular permitiría nuevos avances en el cultivo de la yuca.

La dieta de más de 800 millones de personas no depende del trigo, el maíz o el arroz. En numerosos países, las raíces ricas en almidón de una planta, la mandioca, tapioca o yuca, constituyen el alimento básico de la población. De hecho, la yuca aporta a la humanidad la mayor parte de las calorías, después del arroz y el trigo; representa, por tanto, un arma prácticamente irremplazable contra el hambre. En los trópicos, muchas familias la cultivan en pequeñas parcelas para su consumo propio; en Asia y en algunas partes de Latinoamérica, la yuca se cultiva también con fines comerciales y se destina a la alimentación animal o a productos amiláceos. Sin embargo, la raíz posee un escaso valor nutritivo: contiene pocas proteínas, vitaminas u otras sustancias como el hierro. Por consiguiente, la mejora de las variedades de yuca aliviaría la desnutrición de muchos países en vías de desarrollo.

Alentados por esa idea, uno de los autores (Nassar) junto con colaboradores de la Universidad de Brasilia y otros centros se dedican a desarrollar variedades más resistentes, productivas y nutritivas que puedan utilizar fácilmente los agricultores de los países en vías de desarrollo. Nuestro equipo se centra sobre todo en técnicas clásicas de fitomejoramiento para obtener híbridos entre la yuca y sus parientes silvestres, aprovechando las características adquiridas por estas últimas a lo largo de miles de años de evolución. Este enfoque resulta menos costoso que la manipulación genética y no plantea problemas de seguridad, razones que hacen desconfiar de los cultivos transgénicos. Mientras tanto, los investigadores y organizaciones sin ánimo de lucro del mundo desarrollado han comenzado a mostrar interés por la yuca y a producir variedades transgénicas de la planta con los mismos objetivos. La finalización reciente del primer borrador del genoma de la yuca abre nuevas vías a la mejora de la planta.

Este artículo incluye

La ruta biotecnológica

    • Davide Castelvecchi

La manipulación genética es la única técnica que ha conseguido aumentar el contenido en hierro y zinc en la raíz.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.