Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Octubre/Diciembre 2013Nº 74

Materiales

Esclerómetro de H. B. Saussure

Un instrumento del siglo XVIII para medir la dureza de los materiales.

Menear

Para manipular la materia importa conocer sus propiedades. Su dureza, por ejemplo. Por tal se entiende la resistencia de un material a ser rayado. La determinación cuantitativa de esta propiedad física desempeña una función central en metalurgia e industria; piénsese, por ejemplo, en la dureza de las capas protectoras de aparatos de cualquier tipo tipo o de las lentes.

Existen distintos durómetros, que suministran valores fiables y normalizados, aptos para el análisis cuantitativo. Lo que no obsta para que geólogos y mineralogistas prosigan con sus métodos rudimentarios, que sólo ofrecen una información orientativa de la dureza del mineral de interés. Si el lector toma un trozo de fluorita y raya su superficie con la uña, observará que no ha dejado señal alguna. Pero si hace lo propio con un trozo de calcita, percibirá la hendidura abierta. Con otras palabras, la dureza de la calcita se halla comprendida entre la dureza de la uña y la dureza de la fluorita.

Puede conseguir el artículo en: