Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2002
Epidemiología

La lucha contra el carbunco

Las últimas investigaciones sugieren la necesidad de estrategias nuevas que mejoren la prevención y el tratamiento. Encabeza la lista el modo de neutralizar la mortífera toxina de la bacteria del carbunco.

La necesidad de nuevos tratamientos frente al carbunco quedó patente el pasado otoño cuando cinco personas murieron tras la inhalación de carbunco, víctimas de la primera diseminación intencionada de esporas bacterianas en los Estados Unidos. Tras pasar unos días con síntomas inespecíficos, los pacientes empeoraron a pesar de recibir un tratamiento intensivo con antibióticos. Otras seis personas enfermaron también gravemente antes de lograr recuperarse.

Por suerte, nuestros laboratorios y también otros comenzaron a estudiar el agente etiológico, el Bacillus anthracis, y a buscar antídotos mucho antes del otoño de 2001. Recientes descubrimientos han llevado a la elaboración de nuevos medicamentos y de vacunas más eficaces. Es más, sólo en el pasado año, nosotros dos y nuestros colaboradores hemos dado a conocer tres prometedores prototipos de fármacos.

Artículos relacionados

Este artículo incluye

La detección del carbunco

    • Casagrande, Rocco

La detección rápida puede salvar vidas

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.