Dinámica de la posverdad

06/02/2017 2 comentarios
Menear

Los modelos matemáticos que intentan predecir la dinámica social de las opiniones ya no buscan explicar el consenso.

Los modelos matemáticos para la dinámica de las opiniones en la sociedad tenían casi siempre como objetivo la explicación de la aparición del consenso, es decir, un estado del sistema en el que todas los personas tendrían una opinion parecida. Esto se consigue con modelos en los que una persona sólo interacciona con aquellas que no tienen una opinión demasiado distante, y el resultado de esa interacción es una cierta atracción hacia la opinión de la persona con la que interacciona.

Los tiempos han cambiado, y ya no se trata de alcanzar un consenso, sino de decorar las paredes de nuestra cámara de eco con "hechos alternativos". Por tanto, lo que tienen que explicar ahora los modelos de opinión es la aparición de dos comunidades separadas, con opiniones extremadamente distintas. Un nuevo ejemplo de este fenómeno lo podemos encontrar en un artículo reciente de Michela del Vicario, Fabiana Zollo, Guido Caldarelli, Antonio Scala y Walter Quattrociocchi, investigadores de la Escuela de Estudios Avanzados sobre Instituciones, Mercados y Tecnología de Lucca, Italia, sobre los que ya he tenido ocasión de hablar aquí. El artículo se titula "La anatomía del debate sobre el Brexit en Facebook" ("The anatomy of Brexit debate on Facebook") y pueden encontrar una versión de acceso libre aquí. Tras analizar sistemáticamente con algoritmos de aprendizaje automático ("machine learning") cientos  de miles de entradas de medios ingleses en Facebook relacionadas con el Brexit (en los meses previos al referéndum), los investigadores italianos detectaron dos comunidades perfectamente diferenciadas, constituidas por el 40 y el 60 por ciento de los individuos, respectivamente, que apenas interaccionan o comentan lo que ocurre en la otra comunidad. Estas comunidades constituyen universos paralelos en los que un mismo concepto provoca sentimientos completamente distintos, como demuestran también los resultados del estudio.

La dinámica descrita en el párrafo anterior ha sido encontrada en muchos otros casos, algunos de los cuales hemos contado también aquí, y parece ser característica de los debates en las redes sociales en la actualidad. Por tanto, hay que buscar modelos matemáticos que sirvan para describir esta nueva realidad. Y eso es precisamente lo que hace este mismo grupo de investigadores (todos los mencionados más arriba salvo Fabiana Zollo, y con la ayuda de H. Eugene Stanley de la Universidad de Boston en EE.UU.) en otro artículo reciente aparecido en la revista Scientific Reports ("Modeling confirmation bias  and polarization"). En estos nuevos modelos, no sólo hay "sesgo de confirmación" ("confirmation bias"), es decir, sólo atracción por aquellas opiniones suficientemente parecidas, sino también "polarización", esto es, repulsión por las opiniones discordantes. El resultado son las montañitas que pueden ver en la figura: comunidades simétricas, distantes, cercanas a los extremos. Bienvenidos a la era de la posverdad. Pónganse cómodos en su cámara de eco y disfruten del viaje.

Distribución final de probabilidad de 2000 nodos según distintos modelos de opinión. (Extraído del artículo de acceso abierto: M. del Vicario et al. Sci. Rep. 7, 40391 (2017))