Cerebro de hombre. Cerebro de mujer.

22/05/2008 9 comentarios
Menear




La cuestión de diferencias cerebrales entre hombre y mujer despierta siempre gran interés. Lo vivimos diariamente y el subjetivismo que le acompaña suele ser fuente de malentendidos y conflictos. Por un lado ya sabemos que igualdad —un concepto ético—  es compatible con diversidad o diferencia; si hay una constante en biología es la continua aparición de diversidad. Pero, ¿qué deberíamos saber al respecto desde el rigor de la ciencia experimental?

 

Resumimos lo esencial de dos destacadas publicaciones y concluimos remitiendo a la persona interesada a libros recientes. Hemos escogido tres citas, accesibles al público no especializado, que tratan aspectos distintos.

 

Diferencias sexuales en el metabolismo cerebral de la glucosa en estado de reposo. Science 267: 528-531, enero 1995.

 

1) Antecedentes

- Hay diferencias sexuales en el comportamiento de las especies. En los humanos se han detectado diferencias promedio, con variaciones individuales, a nivel de procesamiento cognitivo y emocional.

 Ejemplos:

- Las mujeres realizan mejor tareas vocales. Los hombres son mejores en ciertas actividades espaciales y motoras. Las diferencias se considera están producidas por las hormonas sexuales.

- En la conducta emocional los hombres tienen tendencia a dar respuestas instrumentales, tal como la agresión física. En cambio las mujeres tienden a conductas simbólicas, como respuestas vocales.

- Las mujeres presentan mayor incidencia de depresiones.

- Las mujeres superan a los hombres en la discriminación de emociones.

 

- Se han citado diferencias estructurales en la anatomía cerebral de ambos sexos:

- Tamaño y morfología del corpus callosum, áreas hipotalámica anterior preópticas, volumen del núcleo base de la stria terminalis, morfología de la cisura de Silvio, porcentaje de la materia gris del tejido cortical, y volumen del riego sanguíneo cerebral.

- Las teorías sobre la regulación cerebral del comportamiento humano, basadas en 1) experimentos con animales, 2) datos clínicos de patologías humanas y 3) estudios neurológicos de comportamiento en personas sanas, indican que:

- la conducta emocional radica básicamente en el sistema límbico y en áreas relacionadas.

- las funciones cognitivas están asociadas a áreas de asociación del neocórtex.

- los hemisferios cerebrales difieren en funciones cognitivas y, quizás en el procesamiento emocional: el hemisferio izquierdo está especializado en el conocimiento analítico verbal; y el hemisferio derecho en el procesamiento espacial.

- También hay evidencia de predominio del hemisferio derecho en el procesamiento emocional.

 

 

2) Estudio

- Por tomografías de emisión de positrones se estudió el metabolismo de la glucosa en 61 individuos sanos (37 hombres y 24 mujeres), diestros, de edad promedio = 27 años. Su nivel educacional era similar: 14 años (promedio) de educación.

- El experimento: metabolismo cerebral de la glucosa estando los individuos en estado de reposo, despiertos y relajados, sin realizar esfuerzos mentales.

 

 

3) Resultados:

- El metabolismo resultó idéntico en todos los lóbulos del neocórtex pero hay diferencias, estadísticamente significativas, en el sistema límbico, concretamente en las regiones temporal-límbicas, ganglios basales y en el cerebelo.

- Los hombres alcanzan mayor tasa de metabolismo en las regiones temporal-límbica  —en el hipocampo y en la amígdala, esta última relacionada con la conducta de agresión—, así como en el cerebelo. Menores diferencias aparecen en las regiones media y posterior del gyrus cíngulado.

- Hay lateralidad (especialización), a favor del hemisferio izquierdo, en el metabolismo de la glucosa. Se hallaron desviaciones de la simetría en 20 de las 36 regiones examinadas con P < 0,01, y cinco regiones de las restantes con P < 0,05.

- Ambos sexos son casi idénticos en cuanto a la distribución topográfica de las asimetrías. SIN EMBARGO HAY DIFERENCIAS en tres regiones (P < 0,01) presentando las mujeres mayor metabolismo en el hemisferio izquierdo del sistema límbico: regiones fronto-orbitaria, cíngulo posterior y corpus callosum posterior.

- estos resultados pueden relacionarse con diferencias en el procesamiento de las emociones.

 

 

Diferencias sexuales para el lenguaje en la organización funcional del cerebro. Nature 373: 607-609, Febrero 1995.

- Estudio en 38 individuos diestros, 19 de cada sexo, de 24 a 28.5 años de edad, sin lesiones, degeneraciones cerebrales, o ambas.

- Se realizaron pruebas ortográficas —reconocer una carta—, fonológicas —ritmo y codificación de fonemas— y, también, semánticas —sentido de las palabras—. Se detectaron las reacciones mediante resonancia magnética.

- Resultados:

 

- Se hallaron diferencias a nivel fonológico: en hombres hay lateralización (especialización) en el giro frontal inferior del hemisferio derecho.

-  Las mujeres presentan lo mismo pero en ambos hemisferios al mismo tiempo, lo que sugiere una organización neurológica muy diferente desde un punto de vista fonológico.

- Se detectaron procesos específicos para el lenguaje que pueden relacionarse con patrones de organización funcional diferentes, en estos individuos neurológicamente normales. Estas diferencias son muy marcadas entre ambos sexos.

 

LIBROS RECIENTES SOBRE EL TEMA PARA EL GRAN PÚBLICO.

 

 

 - Pease A. y Pease, B. (2007) Por qué los Hombres no escuchan y las Mujeres no entienden los mapas. Amat Editorial. Barcelona.

 

Un superventas indiscutible.

 

 

- Rubia, Francisco J. (2007) El sexo del cerebro. La diferencia fundamental entre hombres y mujeres. Ediciones Temas de Hoy. Madrid.

 

Un libro muy accesible de un médico y catedrático de universidad.

 

 

 - Blakemore, S-J. y Frith U. (2005) Cómo aprende el cerebro. Las claves para la educación. Ariel. Barcelona.

 

Dos mujeres, expertas en Neurociencia analizan el cerebro de niños y adolescentes. Muy aconsejable para padres, educadores y psicólogos.