Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 28/06/2017 - Física

    Apuros empíricos de una nueva teoría de la gravedad

    A la teoría de la gravedad emergente, propuesta recientemente como alternativa a la materia oscura, no le va muy bien en una de las primeras pruebas empíricas a que se somete.

  • 28/06/2017 - Psicología social

    El calor intenso reduce nuestra disposición a ayudar

    Las altas temperaturas aumentan la fatiga, lo que a su vez reduce el afecto positivo y la actitud prosocial.

  • 27/06/2017 - Astrofísica

    La supernova simulada y la real

    Un nuevo estudio respalda la teoría vigente sobre cómo se producen las explosiones supernova en las que colapsa el núcleo de una estrella: los neutrinos desempeñan un papel esencial.

  • 26/06/2017 - Sistema solar

    Un estudio arroja dudas sobre el enigmático Planeta Nueve

    El trabajo alerta de «sorprendentes sesgos de detección» en la clase de astros que condujeron a postular la existencia de una supertierra oculta en los confines del sistema solar.

  • 25/06/2017 - Ornitología

    No hay dos huevos iguales

    Se ignoraba la razón de que la forma de los huevos de las aves sea diferente entre las distintas especies: en unas son más elípticos o más cónicos que en otras. Es posible que se haya encontrado el porqué de esto.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 02/03/2016

Psicología social

El físico influye en la percepción de liderazgo

Las personas atribuimos un estatus de líder a los individuos con una complexión física fuerte.

Journal of Personality and Social Psychology

Menear

Los investigadores del reciente estudio comprobaron que las personas solemos ver en las personas con un físico fuerte más posibilidades de liderar un grupo. [iStock / Art-Of-Photo]

Reza el dicho popular que más vale maña que fuerza. Pero si se poseen ambas cualidades, el éxito parece asegurado. Investigadores de la Universidad de California en Berkeley han constatado en un reciente estudio que, por lo general, las personas asociamos antes una constitución física fuerte y musculosa con habilidades de liderazgo que un físico delgado. Pero solo si se trata de hombres.

A través de una pantalla de ordenador, los investigadores mostraron a 50 hombres y otras tantas mujeres las fotografías de empleados luciendo una camiseta de tirantes blanca, de modo que sus brazos, hombros y parte de la espalda quedaban al descubierto; también se marcaba su musculatura pectoral. Previamente explicaron al centenar de probandos que debían evaluar a una serie de trabajadores que hacía poco había contratado una nueva empresa de consultoría. Los experimentadores les facilitaron la tarea mediante preguntas concretas, entre ellas, si el candidato de la fotografía le merecía admiración y estima o si lo veían capaz de ascender en su carrera profesional. En definitiva, ¿creían que iba a ser un buen jefe?

Asegurar la cooperación grupal

«Asociaron a los hombres físicamente fuertes con un estatus más alto porque los percibían como líderes», señala Cameron Anderson, autor principal del estudio, en referencia a las respuestas de los encuestados. Con el fin de descartar la posibilidad de que estos hubieran equiparado la fuerza con el atractivo físico, cualidad que también se relaciona con un estatus social alto, los investigadores utilizaron dos estrategias. Por un lado, pidieron a los participantes que valoraran el atractivo físico general de las personas fotografiadas. Por otro, manipularon las instantáneas de modo que intercambiaron los cuerpos y los rostros de los candidatos musculosos con los de los delgados.

Según concluyeron los autores, la potencia muscular tenía un impacto significativo: los probandos veían en los hombres de complexión grande, fuerte y musculosa más posibilidades de ascender en su profesión y de ocupar un cargo directivo. Los investigadores también observaron que un aspecto agresivo no influía en este contexto: los sujetos con un porte intimidatorio quedaron descartados como posibles candidatos para un puesto de liderazgo. Además, el efecto no se producía cuando se trataba de evaluar a mujeres: las candidatas con una complexión fuerte y musculosa no despertaban más confianza que sus compañeras menos robustas para ocupar puestos de dirección.

Los investigadores sugieren que el reconocimiento, posiblemente intuitivo, de relacionar a los hombres fuertes con un estatus de liderazgo ejerce una función, sobre todo, prosocial, ya que podría favorecer la cooperación dentro del grupo. Con todo, destacan que este estudio no demuestra que los varones de estatura pequeña y complexión delgada no sean buenos candidatos para puestos de dirección, sino que revela que la fuerza física influye, al menos de manera inconsciente, en los demás. «La percepción de la fuerza da una cierta ventaja, pero no representa un todo o nada. Si te comportas de forma que demuestras que eres un líder, la fuerza no importa», subraya Anderson.

Más información en Journal of Personality and Social Psychology

Fuentes: Daniela Zeibig en Spektrum.de / Universidad de California en Berkeley

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.