Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Octubre 2013Nº 445
Panorama

Química

Betalaínas: colorantes naturales bioactivos

Debido a su carácter hidrosoluble, estabilidad y actividad antioxidante, estos pigmentos naturales están despertando el interés de la industria alimentaria.

Menear

Los colorantes alimentarios vienen empleándose desde hace más de 4000 años. En la actualidad, se hallan presentes en la mayor parte de los alimentos industrializados, ya que incrementan su atractivo a ojos del consumidor. Un color estable y llamativo constituye un atributo de alto valor añadido en el competitivo mercado de las industrias elaboradoras de alimentos.

La mayoría de los colorantes alimentarios son de origen sintético. Dadas las altas dosis que llegan a ingerirse, sobre todo en edades infantiles, en los últimos años se ha fijado la atención en sus efectos sobre la salud. La Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea recomienda minimizar el empleo de colorantes y aditivos en general, limitándolos a los casos en que exista una necesidad vinculada con la conservación, el sabor o la utilidad de los alimentos. Una investigación dirigida por Jim Stevenson, de la Universidad de Southampton, examinó los umbrales de seguridad del consumo diario de seis colorantes alimentarios sintéticos: amarillo de quinoleína (E104), amarillo anaranjado (E110), tartrazina (E102), azorrubina/carmoisina (E122), rojo allura AC (E129) y rojo ponceau 4R (E124). Los resultados, publicados en 2007 en la revista The Lancet, advertían sobre posibles trastornos de atención en niños debidos a la ingesta de estas sustancias. Algunas legislaciones europeas ya obligan a incluir en las etiquetas de los productos eventuales efectos adversos causados por el consumo de las mismas.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.