Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Enero 2016Nº 472
De cerca

Entomología

Texto completo

Diversidad y hábitat de los lepidópteros

La variedad de estos insectos depende de la composición y estructura de la vegetación de la que se alimentan.

Menear

Los lepidópteros son un orden de insectos de enorme diversidad taxonómica. Se han descrito unas 155.000 especies, la mayoría de ellas fitófagas, tanto en su fase adulta de mariposa (o imago), cuya alimentación es a base de néctar, como en la larvaria. Las larvas, u orugas, suelen mostrar una marcada oligofagia, esto es, se nutren de un grupo reducido de plantas pertenecientes a la misma familia botánica o a familias afines. Este rasgo es el resultado de un largo proceso coevolutivo, en el que las plantas desarrollaron mecanismos defensivos (muchas veces de tipo químico) y los fitófagos contramedidas que intentaban sortear las defensas vegetales.

La riqueza en especies de lepidópteros depende no solo del tipo de formación vegetal en la que viven y se alimentan, sea un bosque o un matorral, sino también del estado de conservación de esta. En concreto, nuestro equipo ha comprobado que la diversidad de estos insectos aumenta con la heterogeneidad estructural de la vegetación. Cuanta mayor variedad de formas, tamaños y morfologías complejas presente esta, mayor número de especies albergará.

Durante tres años hemos estudiado la fauna de lepidópteros de Las Marismillas, un paraje situado en el extremo sudoriental del Parque Nacional de Doñana. La zona reviste especial interés porque en una superficie relativamente pequeña se concentra la mayoría de las formaciones vegetales más relevantes de Doñana: pinares, sabinares y lentiscares, así como adelfares, juncales y pastizales. Los resultados preliminares nos han permitido conocer el ciclo biológico, las plantas nutricias y la fenología de un total de 78 taxones de lepidópteros. Hemos observado así que el jaguarzo (Halimium halimifolium) es una de las plantas que más especies soporta; otras plantas de gran interés por su fauna de lepidópteros son el torvisco (Daphne gnidium), la siempreviva (Helichrysum picardii), el lentisco (Pistacia lentiscus), la clavellina (Armeria pungens) y el almarjo (Suaeda vera). La amplia diversidad vegetal de la que dependen los lepidópteros pone de relieve la necesidad de una conservación integrada de las formaciones vegetales que constituyen su hábitat.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍNSé el primero en recibir los nuevos contenidos de las revistas Investigación y Ciencia (mensual) y TEMAS (trimestral). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción.