Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Noviembre/Diciembre 2017Nº 87

Esclerosis múltiple

«La esclerosis múltiple es un camaleón»

El neuroinmunólogo Heinz Wiendl investiga patrones individuales en un cuadro clínico heterogéneo. Los hallazgos podrían ayudar al desarrollo de terapias personalizadas para la esclerosis múltiple.

Menear

La esclerosis múltiple tiene muchas caras. De forma inesperada, las defensas inmunitarias creadas por el propio cuerpo atacan a las células nerviosas y las van destruyendo. Heinz Wiendl, de la Clínica Universitaria de Münster, investiga la compleja interacción entre los sistemas nervioso e inmunitario. Con nuevos métodos quiere mejorar el pronóstico y atenuar el curso de la enfermedad. Su objetivo es que, en pocos años, la mayoría de los pacientes puedan llevar una vida casi normal.

Hace más de quince años que estudia la esclerosis múltiple. ¿Cómo llegó a este campo de investigación?

Siempre me han fascinado el sistema nervioso y el inmunitario. Cuando quise conocer cómo hablan ambos entre sí, llegué al cuadro clínico de la esclerosis múltiple, en la que esa comunicación no funciona correctamente.

¿Por qué el sistema inmunitario ataca al nervioso?

Esta pregunta se plantea por lo general en todas las enfermedades autoinmunitarias. El sistema inmunitario tiene que proteger al cuerpo de los patógenos. Si usted sufre una infección por agresores externos, como bacterias y virus, el sistema suele funcionar bien: reconoce al intruso como ajeno y lucha contra él. Pero esta diferenciación entre ajeno y propio es un juego de equilibrio difícil. En las enfermedades autoinmunitarias, como la esclerosis múltiple, no se consigue. Es decir, el sistema inmunitario considera, de forma errónea, que parte del propio sistema nervioso es ajeno y lo ataca.

¿Qué provoca esta reacción?

Fundamentalmente, se conocen dos factores. Por una parte, sabemos por estudios con gemelos que existe una predisposición genética. Si uno de los gemelos padece esclerosis múltiple, el otro tiene una probabilidad de entre un 30 y un 40 por ciento de padecerla. Por tanto, la herencia por sí sola no es una explicación suficiente. Parece que ciertos factores ambientales hacen que se desencadene la enfermedad. Pero todavía no se conoce cómo concurren.

¿De qué factores ambientales se trata?

Se barajan algunos. Entre ellos, el contacto con determinados virus. Los resultados indican que el cien por cien de los pacientes con esclerosis múltiple han padecido en alguna ocasión una infección por el virus de Epstein-Barr, mientras que en la población general ese porcentaje es, a pesar del alto grado de infección, solo del noventa por ciento. Parece que fumar, la conducta del sueño o los hábitos alimentarios también desempeñan un papel. Por otra parte, la esclerosis múltiple es más frecuente en los países nórdicos. En particular en Alemania, Inglaterra y Escandinavia. En cambio, en los países del sur, la enfermedad afecta a muchas menos personas. Al parecer, la luz solar y las sustancias que el cuerpo produce con su ayuda, como la vitamina D, protegen contra la esclerosis múltiple.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

Artículos relacionados

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.