Master Class de David Gross en Lindau

05/07/2012 0 comentarios
Menear

Hace dos años empezaron en Lindau un nuevo tipo de sesión que llamaron Master Class, en analogía con las que hacen los grandes maestros, invitados por las mejores escuelas de música del mundo. En este caso se trata de premios Nobel escuchando y dando consejos a un grupo selecto de estudiantes que han venido a Lindau a convivir con los galardonados. Yo he asistido encantado a la clase de David Gross sobre "Física fundamental en la era del LHC", que ha consistido en seis charlas de quince minutos de jóvenes físicos experimentales y teóricos de partículas, hablando de su trabajo delante de una audiencia de unas cincuenta personas, sobre todo estudiantes.

  • David Gross con los estudiantes de la Master Class.

Ha sido bastante impresionante la calidad de las presentaciones y la profesionalidad de estos jóvenes investigadores. Ya sé que son seleccionados entre los mejores de los mejores para venir a Lindau, pero yo estoy acostumbrado a escuchar buenas charlas de gente joven en congresos internacionales y no había visto nunca nada parecido. Los seis —dos chicas y cuatro chicos—, todos ellos trabajando en su tesis doctoral, han hecho unas presentaciones impecables, bien enfocadas, amenas y muy completas, absolutamente puntuales —casi cronometradas—, en temas muy variados, desde los resultados recientes de Daya Bay sobre la medida concluyente del ángulo de mezcla entre la primera y tercera generación de neutrinos, hasta los detalles de la detección del Higgs en el LHC (ATLAS), pasando por una nueva propuesta de búsqueda de violación de CP en el momento dipolar eléctrico del deuterón, y la importancia de las medidas de asimetrías en ciertos canales de desintegración para analizar el problema del sabor en el Modelo Estándar. Ha sido sin lugar a dudas una lección de maestría.

Después de cada charla hemos tenido unos minutos de preguntas. En un par de ocasiones, David Gross les ha hecho algún comentario sobre las charlas, pero sobre todo ha sido una discusión muy amena entre los estudiantes que exponían su trabajo y los demás miembros de la audiencia, muchos de ellos con conocimientos complementarios. Las preguntas han sido muy bien planteadas y también respondidas. Las más interesantes versaban sobre la naturaleza de la nueva partícula que supuestamente el LHC acababa de descubrir. ¿Se trata del Higgs del Modelo Estándar? Aún no lo sabemos, pero podría muy bien serlo, efectivamente. ¿Qué se necesita para confirmarlo? Determinar su espín —es decir, comprobar que es una partícula escalar— y que sus acoplos a las demás partículas del Modelo Estándar sean proporcionales a sus masas. Es de esperar que, dado el ritmo al que se están produciendo las colisiones, para fin de año o incluso para febrero —un comité de expertos del CERN ha decidido dejar correr la máquina tres meses más de lo previsto antes del parón de dos años necesario para actualizar la máquina a 14 TeV— tengamos suficiente estadística como para responder a estas dos preguntas. ¿Podría haber Física más allá del Modelo Estándar? Es muy posible que con los nuevos datos almacenados podamos explorar si hay más resonancias a energías intermedias, por debajo de los 600 GeV, como predicen varios modelos de física de partículas más allá del modelo estándar.

Estaba claro que estábamos escuchando a expertos en su tema. Como decía el Prof. Gross, los maestros son ellos, pues han demostrado que la física experimental y teórica de las siguientes generaciones están en buenas manos. ¡Enhorabuena, maestros!

Para más información véase la página web

http://www.lindau.nature.com/