España cuenta con una geodiversidad extraordinaria a nivel mundial. Esto es un hecho inequívoco reconocido internacionalmente desde el punto de vista científico e institucional. No es casual que seamos el segundo país del mundo en número de geoparques UNESCO después de China. Esta geodiversidad se refleja en muchos aspectos, desde el paisaje en sí mismo hasta las características geológicas que lo componen a distintas escalas: minerales, rocas, sedimentos, estratos, volcanes, ambientes, fósiles, edades, estructuras tectónicas, etc. Características que no solo son esenciales para comprender la Tierra como Sistema, sino que nos permiten abordar su uso como Modelo para el espacio, en su contextualización como análogos lunares y planetarios.

La exploración espacial, en nuestra migración extraterrestre hacia la Luna, Marte y más allá, se sustenta también en la identificación e investigación de dichos análogos. Zonas singulares que son verdaderos Laboratorios Naturales y que nos ayudan a comprender otros mundos, tanto en cuanto a los materiales y procesos existentes, como a la interpretación de paleoambientes planetarios y al reconocimientos y establecimiento de las condiciones de habitabilidad para la búsqueda de vida. En España contamos con numerosos de estos análogos, en su mayoría definidos, en su arquitectura científica y en sus aplicaciones como modelos más allá de las fronteras de nuestro planeta, por quien escribe el presente artículo.

Como geólogo planetario y astrobiólogo para mí ha sido una auténtico reto y una aventura científica poder ir adentrándome, durante más de 30 años, en la caracterización de todos estos sitios, cuya relevancia se centraba en un principio solamente en la Tierra y en los que he podido desentrañar otros aspectos, aparentemente invisibles, pero que se encontraban también allí. Al igual que en un cuadro existen distintos elementos y lecturas, también ocurre algo similar en la geología y en la interpretación de la naturaleza. Lecturas que, al observar con otra mirada, con otra perspectiva, nos trasladan a otros mundos.

El archipiélago de las Canarias es una de las cadenas más geodiversas e interesantes del mundo, mostrando una larga historia de erupciones y una gran variedad de rocas volcánicas (y plutónicas). Están dominadas por rocas basálticas, pero muestran una gran diversidad petrológica y geoquímica. Las Canarias son, en mi opinión, una de las zonas más impresionantes y espectaculares del planeta para trabajar y estudiar científicamente en ellas, desde esta aproximación lunar y planetaria. Como ya he comentado en alguna ocasión, Canarias tiene un cielo maravilloso para hacer Astronomía y Astrofísica, pero también un suelo, una geología excepcional para hacer Geología Planetaria y Astrobiología. Los primeros estudios en Canarias los inicié a finales de la década de los 80 del siglo pasado, junto con mi colega el Dr. José Antonio Rodríguez Losada, de la Universidad de La Laguna, abordando la investigación de las inclusiones alcalinas de Tamargada (la Gomera), estudiando sus minerales de Fe y Ti.

A partir de allí, otras áreas fueron objetivos principales para la Luna y para Marte, especialmente en Tenerife y Lanzarote (junto con algún otro estudio en El Hierro). Las actividades realizadas que identifican a Canarias como un análogo lunar y planetario de primer nivel mundial han sido muy diversas y podrían resumirse en: 1) caracterizaciones geológicas, mineralógicas y geoquímicas de rocas volcánicas, interacciones rocas-fluidos y procesos de mineralización; 2) acciones combinando ciencia e instrumentación, mediante la utilización de prototipos de rovers y otros instrumentos y espectrómetros portátiles, 3) el uso de materiales volcánicos (rocas volcánicas y suelos) para la fabricación de simulantes asteroidales, lunares y marcianos y 4) actividades formativas y educativas a distinto nivel, dirigidas tanto a estudiantes (pre-universitarios, Másteres, Doctorado), como al gran público (conferencias, seminarios, etc). Entre estas últimas destacan, sin duda, las de instrucción de astronautas, como las desarrolladas a través del programa ESA-PANGAEA, dirigido por Francesco Sauro y Loredana Bessone, en el que me cabe el honor de haber actuado como instructor de astronautas en Lanzarote (ya en tres ediciones), identificando y diseñando la estructura científica de las rutas planetarias utilizadas por ellos en la isla. Esto último desarrollado con la inestimable colaboración del Cabildo y el Geoparque, en concreto con Elena Mateo Mederos y la estructura del Laboratorio de Geociencias de Lanzarote del Instituto de Geociencias, IGEO (CSIC-UCM).

A pesar de todo lo realizado, Canarias es un libro abierto del que aún tenemos mucho que aprender y que esconde, sin duda, muchas sorpresas geológicas y astrobiológicas. Si todo sigue el plan previsto, este año salen hacia Marte tres nuevas misiones, de la NASA, de Emiratos Árabes Unidos y de China. A esto hay que unir el interés renovado por la Luna por su propia relevancia científica y estratégica y como nueva plataforma periférica de la Tierra con futuras bases semipermanentes y permanentes (probablemente en el polo sur lunar). Estoy convencido de que Canarias seguirá siendo crucial en todas estas misiones y proyectos. Desde la cosmovisión vanguardista y pionera de César Manrique, ya destacada en este mismo foro, hasta el Año de Blas Cabrera que celebramos ahora, en 2020, un futuro muy prometedor para las nuevas generaciones de científicos e ingenieros que debemos ser capaces de aprovechar en toda su amplitud.

Jesús Martínez Frías
Jesús Martínez Frías

Investigador Científico del IGEO (CSIC-UCM). Jefe del Grupo de Investigación del CSIC de Meteoritos y Geociencias Planetarias. Fundador y Director de la Red Española de Planetología y Astrobiología. Miembro de las misiones NASA-MSL (rover Curiosity), ESA-ExoMars y NASA-Mars2020 e instructor de astronautas en el Curso ESA-PANGAEA en el Geoparque UNESCO de Lanzarote. Preside la IAGETH; ha sido profesor en varias universidades y ha publicado 10 libros y más de 200 artículos. Cuenta con dos premios de NASA y 5 de la ESA.

Página web personal

Sobre este blog

Si te gusta la naturaleza, el universo y la vida, aquí encontrarás información sobre planetología y astrobiología. Adéntrate en el sistema solar, la materia primigenia y los procesos geobiológicos relacionados con el origen de la Tierra y la vida, su evolución y búsqueda más allá de nuestro planeta.

Ver todos los artículos