La reforma actual de la plaza de las Glorias de Barcelona ha obligado a vaciar toda su parte central, donde había un jardín, 12 monumentos con losas que loaban las glorias catalanas, y una escultura dedicada al Meridiano. Las otras esculturas duermen en un almacén municipal, pero esta última ha sido trasladada hace pocos meses a la avenida Meridiana, ante el número 91. Hemos salido ganando, porque el jardín del interior de la plaza fue cerrado muy pronto, para evitar que se instalaran indigentes, se organizase un mercadillo de rastro paralelo al oficial y se convirtiera en una zona de gay crossing.

La escultura citada conmemora la operación de medición del arco de meridiano terrestre entre Dunkerque y Barcelona. Ambas ciudades están aproximadamente sobre el mismo meridiano, el meridiano de París,  cuya longitud es E2º20'14,025", y realmente toca al Mediterráneo en la playa de Ocata, donde hay un monolito conmemorativo. El meridiano de la avenida Meridiana es el E 2º13'45,38". El meridiano de París fue el de referencia hasta que fue sustituido por el de Greenwich en 1884. La medición citada tenía por último objetivo concretar la longitud del metro, que había sido definido en 1791 como la diezmillonésima parte del cuadrante de meridiano terrestre.

escultura davant.jpg

El 25 de junio de 1792 empezaron los trabajos de medición de la longitud entre Dunkerque (latitud N 51º2'9,20") y Barcelona (N 41º21'44,95"). Esta tarea requirió mucho trabajo. Los astrónomos y geodestas franceses Pierre Méchain y Jean-Baptiste Delambre definieron una red de puntos de triangulación situados en las montañas cercanas al meridiano, y fueron tomando medidas precisas de las distancias entre ellos, mediante las técnicas más avanzadas del momento. El trabajo les duró dos años, en plena Revolución Francesa y mientras en París guillotinaban a su rey.

En Barcelona los puntos de triangulación estaban en una torre de la Catedral, en la Torre del Reloj de la Barceloneta, en el Parque de la Ciudadela, y en el Castillo de Montjuic. Otros puntos de Cataluña usados como referencia fueron el turó d'en Mates, el Mont Rodós, el Matagalls, el Puigsacalm, Rocacorba, el santuario de la Mare de Déu del Mont, y el pic d'Estel•la. Toda la precisión del procedimiento descansaba sobre la precisión de la determinación exacta de la longitud de uno de los lados de un triángulo, y en la determinación exacta de los ángulos de todos los triángulos. La base de triangulación fundamental fue la distancia entre Perpiñán y Salses, en el Rosellón. Una vez conocida por métodos trigonométricos elementales la distancia exacta entre Dunkerque y Barcelona, calcularon la longitud de todo el arco de meridiano, para finalmente encontrar la equivalencia del metro.meridià.jpg

La Avenida Meridiana de Barcelona es muy posterior. Fue diseñada por Ildefonso Cerdà en 1859, que también dibujó el Paralelo, que se cruza virtualmente con la Meridiana precisamente en la Torre del Reloj de la Barceloneta.

En 1992, año olímpico, se inauguró en el centro de la plaza de las Glorias el monumento al Meridiano, pagado por un banco francés y el ayuntamiento de Dunkerque. Es obra de los arquitectos y diseñadores franceses Alain Domingo y François Scali, conocidos también como equipo Nemo, que trabajan conjuntamente desde 1981. Se trata de un monumento de acero corten [+]  de 35 metros de largo y dos de alto, que representa, a escala longitudinal de 1:35000, el perfil de altitudes geográficas entre Barcelona y Dunkerque. Se distinguen destacadamente el Macizo Central francés, y los Pirineos. En la parte norte del monumento hay unas inscripciones donde se representan las ecuaciones que los astrónomos usaban para sus cálculos, y un mapa donde se ve todo el trazado del meridiano, con las triangulaciones usadas. Ambos documentos son facsímiles de los originales usados por los científicos. Deben de ser las únicas ecuaciones monumentalizades en público de Barcelona.

1280px-Arco_del_Meridiano_de_Greenwich_en_la_AP-2.jpg

Hay otros monumentos en España relacionados con el meridiano. En el punto en que el meridiano de Greenwich cruza la autopista AP-2 se ha instalado un monumento -un arco- que la cruza totalmente. En plenos Monegros.

El de Dunkerque a Barcelona no ha sido el único meridiano medido en España. En el virreinato del Perú -España, en el siglo XVII- ya se había medido un arco de meridiano, pero con una finalidad muy distinta. Me informa un comentarista de mi blog en catalán que en el Museo Naval de Madrid se exponen distintos materiales relacionados con la medida del arco de meridiano entre Quito y Cuenca, en el actual Ecuador. El objetivo era, primero, determinar por triangulaciones la medida de un arco de meridiano. Y, a continuación, mediante determinaciones astronómicas simultáneas, determinar el radio de la Tierra en el punto de medición. Todo ello tenía el objeto de dilucidar si la forma de la Tierra era achatada por los polos, como defendía Newton, o bien alargada por los polos, como sostenía Descartes.

Francia financió dos expediciones, una a Laponia, con Celsius y Maupertuis entre otros científicos, y una cercana al ecuador terrestre, en el actual Ecuador, con La Condamine, Godin y Bouger, a los que se unieron los jovencísimos oficiales de marina españoles Jorge Juan y Antonio de Ulloa. La expedición duró desde 1736 a 1744, y sufrieron todo tipo de avatares y aventuras. Por cierto que la expedición acabó bastante mal, con graves enfrentamientos entre todos los expedicionarios, en bancarrota total y habiendo sido adelantados en sus conclusiones científicas -por otra parte acertadas- por la otra expedición de Laponia. El interesante trabajo de Marcelino González Fernández, de 2013 "Jorge Juan y la expedición para medir el arco de meridiano" puede encontrarse fácilmente en la red.

Si te interesa el excursionismo puedes probar de seguir el Meridiano Verde, un camino que en Cataluña va del Coll de Pal hasta la playa de Ocata, en el Masnou, por caminos de montaña y aptas para BTT. [+] 

Y si te interesa la ciencia ve a visitar el monumento al Meridiano. Quizá de aquí a cuatro días lo retiran... O el monolito de Ocata, a 2 km de la estación de tren.

equacions.jpg

20140920 Ocata monòlit (3).jpg

Artículos relacionados

Claudi Mans Teixidó
Claudi Mans Teixidó

Catedrático emérito de Ingeniería Química por la Universidad de Barcelona. Autor de los libros de divulgación científica: La truita cremada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya, catalán) y Tortilla quemada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya). Els secrets de les etiquetes (2007, Ed. Mina, catalán) y Los secretos de las etiquetas (2007, Ed. Ariel). La vaca esfèrica (2008, Rubes editorial, catalán). Sferificaciones y macarrones (2010, Ed. Ariel), La química de cada dia (2016, Publicacions de la Universitat de Barcelona, catalán) y La Química en la cocina: una inmersión rápida (2018, Tibidabo Ediciones).

Director científico del Comité Español de la Detergencia, Tensioactivos y Afines (CED). Vocal de la junta de la Associació Catalana de Ciències de l'Alimentació (ACCA) y del Colegio-Agrupación de Químicos de Catalunya.

Página web personal

Sobre este blog

La naturaleza del ser humano es su artificialidad: la voluntad de adaptar el medio a sus necesidades. De ahí la tecnología y las ciencias aplicadas. Hablaremos de eso, especialmente de nuestra vida cotidiana. Y también de arte científico, de lenguaje científico-cotidiano... Nos lo pasaremos bien.

Ver todos los artículos (163)