Giovanni Battista Piranesi (Mogliano Veneto 1720-Roma 1778) fue un grabador, marchante de antigüedades, arquitecto y artista veneciano, del que acaban de clausurar una exposición en el Caixaforum de Barcelona. Trabajó muchísimo, produjo muchísimo material gráfico y debió ganar también mucho dinero. Era conocido por nobles, príncipes y papas.

De los trabajos de Piranesi querría destacar aquí su serie de grabados de las prisiones. Las Carceri d'inventione son dieciséis grabados de 40 x 53 cm, hechos entre 1745 y 1761, que representan arquitecturas imaginarias colosales, torturadas y complicadas. Hay cadenas, escaleras que no llevan a ninguna parte, personajes oscuros y poco caracterizados que se confunden con las paredes... Los expertos dicen que representan su carácter torturado y complicado: el "negro cerebro de Piranesi" escribía Victor Hugo. Las Carceri han sido muy analizadas, y le han dedicado ensayos autores como Marguerite Yourcenar o Aldous Huxley, por ejemplo. Han influido en el romanticismo y en el surrealismo, logicamente: todo el arte anterior influye, en algún sentido, en el posterior.

Carceri, tabla XIV

Hay un interesante paralelismo entre la evolución de la literatura y la ilustración correspondiente. Dante Alighieri escribe la Divina Commedia, donde describe el infierno en forma de nueve círculos cada vez más profundos en el interior de la tierra, y con arquitecturas complejas. Muchos críticos señalan que Piranesi debía tener en su mente la obra de Dante cuando realizaba los grabados de las Carceri. Y Gustave Doré (1832-1883), famoso ilustrador de la Divina Commedia y de otras muchas obras. seguramente se inspiró en Piranesi en algunas de las ilustraciones. Escher fue inspirado a su vez por Piranesi en sus famosas representaciones de escaleras imposibles.

Esquema del Infierno de Dante

 

 

 

 

PGustavo Doré. Divina Commedia

Por su parte, Jorge Luís Borges (1899-1986) escribió el cuento "La Biblioteca de Babel". Umberto Eco se inspiró en el mismo al imaginar la biblioteca del monasterio de la novela "El nombre de la rosa" (1980), de la que en el libro da el plano. Cuando Jean-Jacques Annaud concibió la película a partir de la novela (1986), encargó a Dante Ferretti, diseñador de la producción, una biblioteca-laberinto, y Ferretti se inspiró en Piranesi y en Escher.

Plano de la biblioteca

 

Del film

 

Secuencia del film

 

Escher: Relatividad

 

Todo este apasionante juego de influencias y contra-influencies hace pensar en la frase que un compañero de carrera de los primeros tiempos (Blai E.) decía: "Todo lo que puedas pensar ya ha sido pensado". Incluso esto.

 

Más información: Vanessa Werder

Claudi Mans Teixidó
Claudi Mans Teixidó

Catedrático emérito de Ingeniería Química por la Universidad de Barcelona. Autor de los libros de divulgación científica: La truita cremada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya, catalán) y Tortilla quemada (2005, Ed. Col·legi de Químics de Catalunya). Els secrets de les etiquetes (2007, Ed. Mina, catalán) y Los secretos de las etiquetas (2007, Ed. Ariel). La vaca esfèrica (2008, Rubes editorial, catalán). Sferificaciones y macarrones (2010, Ed. Ariel), La química de cada dia (2016, Publicacions de la Universitat de Barcelona, catalán) y La Química en la cocina: una inmersión rápida (2018, Tibidabo Ediciones).

Director científico del Comité Español de la Detergencia, Tensioactivos y Afines (CED). Vocal de la junta de la Associació Catalana de Ciències de l'Alimentació (ACCA) y del Colegio-Agrupación de Químicos de Catalunya.

Página web personal

Sobre este blog

La naturaleza del ser humano es su artificialidad: la voluntad de adaptar el medio a sus necesidades. De ahí la tecnología y las ciencias aplicadas. Hablaremos de eso, especialmente de nuestra vida cotidiana. Y también de arte científico, de lenguaje científico-cotidiano... Nos lo pasaremos bien.

Ver todos los artículos (163)