Se ha puesto de moda hablar de "mantos de invisibilidad", y aparecen cada dos por tres artículos en revistas especializadas que tratan del tema. El término es un préstamo, cómo no, de Harry Potter, quien posee una capa que le hace invisible. Creo que en "Lucky Starr, el ranger del espacio", de Isaac Asimov, ya salía algo parecido.
      Pues ahora hay varios estudios que dan a entender que es posible, en principio, ocultar un objeto. E incluso se han elaborado dispositivos que lo consiguen en algunos casos particulares. No se trata de que un cuerpo se vuelva transparente o algo así; son montajes en los cuales se desvía la señal incidente y se reemite después, como si nada hubiera pasado. Hay una película de la serie Misión Imposible (lo siento, se me ha olvidado el número) en la que Tom Cruise coloca una pantalla en la que proyecta la imagen de lo que hay por detrás, y así se oculta tras ella. Bueno, esa es la idea de algunos mantos de invisibilidad. Para el que desee una explicación más rigurosa, hay un comentario en Physics que recomiendo.
      Por poner un caso, en el grupo de superconductividad de la Universidad Autónoma de Barcelona han construido un artilugio al que llaman "antiimán". Con capas alternas de superconductores y materiales de ciertas propiedades magnéticas, desvían las líneas de campo magnético, canalizándolo en las capas del dispositivo, y hacen que una zona circular quede oculta (es decir: que indetectable al campo magnético). El gráfico que sale en uno de sus artículos es muy ilustrativo:

antiimán 

      Justo cuando estaba preparando esta entrada salió la noticia en Investigación y Ciencia (el enlace lo pongo abajo del todo: es del número de Mayo de 2013). Su trabajo ha sido reseñado en varios medios. 

      La luz es un campo electromagnético, con lo cual ... Bien, parece que con otras técnicas sería posible ocultar algunos objetos de modo que no se pudieran ver. Hasta ahora, esa posibilidad sólo se ha demostrado para algunos casos particulares: microondas de una determinada frecuencia, o sólo en dos dimensiones, o para determinadas geometrías, etc. También se ha estudiado la posibilidad de un manto de invisibilidad para el calor y para ultrasonidos (los enlaces llevan a sendas noticias aparecidas en Physics). 

      El hombre invisible de H. G. Wells usaba de su poder para cometer horribles crímenes. Sabiendo que los radares militares operan frecuentemente en el rango de las microondas, no hace falta decir quiénes están interesados en ser invisibles. Aparte de esas inquietantes posibilidades, sería muy útil disponer de un manto de invisibilidad frente a la radiación para viajar a Marte. Surcar el espacio en una nave, sin la protección que brinda la atmósfera, resultaría letal para sus tripulantes en cuestión de meses, años a lo más. Con un manto de invisibilidad adecuado, el problema estaría resuelto. Claro que una cosa es demostrar que ninguna ley impediría construirlo, y otra elaborar el dispositivo.

Artículos relacionados

Ángel Garcimartín Montero
Ángel Garcimartín Montero

Catedrático de física (especialidad: materia condensada) en la Universidad de Navarra.

Ha llevado a cabo investigaciones (de carácter marcadamente experimental) sobre dinámica no lineal, inestabilidades, caos y sistemas físicos fuera del equilibrio; la fractura de los materiales frágiles; la transición vítrea, y los medios granulares. Actualmente se interesa en los atascos de materia activa (por ejemplo, los seres vivos).

Página web personal

Sobre este blog

La materia blanda es la que se deforma fácilmente cuando se somete a esfuerzos o fluctuaciones térmicas: líquidos, coloides, materiales granulares, polímeros, espumas, algunos materiales biológicos. Pero en sentido figurado ¿no es también materia blanda la ciencia, la universidad, o incluso la sociedad?

Ver todos los artículos (76)