Una «vacuna» contra las adicciones

13/04/2019 1 comentario
Menear

En un estudio publicado en la revista Translational Medicine los científicos del Medical College de Nueva York consiguieron bloquear la adicción al tabaco en ratones inyectando en estos un gen que codificaba para un anticuerpo anti-nicotina. Es decir, terapia génica para dejar de fumar

 s

Los investigadores consiguieron de este modo bloquear el efecto de la nicotina en todo el cerebro, eliminando los efectos de dependencia.

El proceso consiste en la inyección de virus atenuados que contienen el gen del anticuerpo anti-nicotina. Estos virus "infectan" el hígado del ratón, con lo que llevan el gen en cuestión hasta allí. Una vez allí, las células hepáticas son "infectadas", y comienzan a expresar el gen. Esto conlleva a la producción del anticuerpo que posteriormente es segregado al torrente sanguíneo. En el torrente sanguíneo, el anticuerpo anti-nicotina se une a su antígeno, la controvertida molécula de nicotina, formando el complejo antígeno-anticuerpo. Este complejo de elevado peso molecular es incapaz de atravesar la barrera hematoencefálica, con lo que no puede penetrar en el cerebro. (Y aunque fuse capaz, ya no sería reconocido por los receptores específicos de nicotina en el ceebro, porque ya es una molécula distinta.)

Los ratones que fueron inoculados con la "vacuna" y luego consumieron nicotina presentaron en suero el 83% de esta nicotina unida al anticuerpo, y en el cerebro tan solo un 15% de nicotina de la que presentaron los ratones normales -ratones consumidores de nicotina pero no vacunados-. Además de esto, los ratones "vacunados" no mostraron los síntomas típicos del consume de nicotina, como son el aumento de la presión sanguínea, aumento de frecuencia cardíaca, hiperactividad motriz, etcétera. Lo que indica que se suprimieron los efectos de la nicotina (posiblemente ese 15% es insuficiente para producir ningún efecto fisiológico). Los efectos fueron estables durante 18 semanas.

Si estos resultados se trasladan con la misma eficacia a los seres humanos, esta "vacuna" contra la nicotina puede ser una medida preventiva muy eficaz para evitar la adicción al tabaco y todos los costes para la salud que eso conlleva.

Referencias
Sci. Transl. Med. 4, 140ra87 (2012)