El Legado-Parte II: Especies nuevas para la ciencia

21/04/2016 0 comentarios
Menear

En mi última entrada compartí la primera parte del capítulo "El Legado", del libro "The Annihilation of Nature" que publiqué el año pasado con mis colegas Paul y Anne Ehrlich. Esta segunda parte, contiene más sobre la diversidad biológica y su situación actual. El número de especies de animales y plantas están subestimados a nivel mundial, lo que implica que hoy en día hay aún más amenazas a los servicios ecosistémicos y al bienestar humano global de lo que se había asumido. Es creciente la necesidad de explorar, entender y conservar los recursos naturales de la Tierra, nuestro planeta, así como de sensiblizarnos y actuar para lograrlo. 

El descubrimiento de nuevas especies, incluso de mamíferos y aves, es sorprendentemente frecuente en todo el mundo. La mayoría de los descubrimientos, sin embargo han ocurrido en las regiones tropicales donde hay sitios clave para las especies recién descubiertas.

Los bosques tropicales del sureste de Asía y Oceanía, que se extienden de Burma a Vietnam y Camboya, así como en islas como Papúa y Nueva Guinea, han albergado distinguidos descubrimientos. En África los sitios clave incluyen las montañas y bosques de Kenia y Tanzania, la cuenca del Congo y la isla de Madagascar. En América los científicos que trabajan en la cuenca del Amazonas y las estribaciones de los Andes han descubierto muchas especies interesantes.

Nuestro propio trabajo científico ha mostrado que casi el 10 % de las especies de mamíferos (más de 400) han sido descritas científicamente a partir de 1993. Los mamíferos recién descubiertos, como uno esperaría, son en su mayoría pequeñas criaturas como ratones, musarañas y murciélagos, sin embargo la lista incluye más de 60 especies de monos, incluyendo un capuchino dorado encontrado en una plantación de azúcar en un paisaje de agricultura excesiva al noreste del estado brasileño de Pernambuco.

Cebus queiroziEl Capuchino dorado (Cebus queirozi)  fue encontrado en  200 hectáreas (500 acres) de remanentes de bosque rodeados por campos de caña de azúcar. Su población consistía en tan solo 18 individuos; ahora se estima en 180 individuos. (Foto de Pontes et al. Copyright 2006, Magnolia Press. Tomada de G. Ceballos y P.R. Ehrlich, 2009. Discoveries of new mammal species and their implications for conservation and ecosystem services. PNAS).

Otra especie nueva de mono incluye una marmoseta plateada fue descubierta en Brasil la década pasada. En India, el macaco Arunachal, otro primate, fue descubierto en 2004 viviendo en las estribaciones de Los Himalayas, en elevaciones superiores a los 3.500 metros (11.500 pies), una de las elevaciones mayores en la que los primates se han detectado. Las especies de primates descubiertas desde 2010 incluyen a los titis caquetá de los bosques trupiales de Colombia; al gibón de cachetes aterciopelados de los bosques tropicales de las montañas Anamitas en los bordes de Vietnam, Laos y Camboya; y tres especies de loris lentos, hermosos animales nocturnos que son los únicos primates de mordida venenosa. Ellos secretan una toxina en glándulas ubicadas en sus codos que lamen y mezclan con su saliva.

Rungwecebus kipunji

Un género completamente nuevo de monos y la especie de Kipunjis, fue descubierta en las montañas Rungwe en Tanzania en 2007; fue el primer género nuevo de mono encontrado en 83 años. (Foto de Rungwecebus kipunji de Tim Davenport/World Conservation Society. Copyright 2006. Tomada de G. Ceballos y P. R. Ehrlich, 2009. Discoveries of new mammal species and their implications for conservation and ecosystem services. PNAS).

Nuevas especies de ballenas, zorros voladores, musarañas, gerbos, perezosos pigmeos, nutrias, civetas y muchos otros mamíferos han sido recientemente encontrados en lugares remotos y no tan remotos del mundo. Uno de los más distinguidos descubrimientos fue de miembros de la familia de roedores similares a ardillas. Los primeros especímenes vivos conocidos para la ciencia occidental fueron comprados en un mercado local de Laos en donde eran vendidos como alimento. La nueva especie es miembro de la familia de los roedores Diatomyidae, conocida únicamente en fósiles de 11 millones de años. Este en un ejemplo de lo que se llama el efecto Lázaro en el cual un organismo que se conocía únicamente por fósiles es descubierto vivo.

Scotophilus marovaza

Murciélago Scotophilus marovaza. Descubierto en el 2006 en las selvas de Madagascar. (Foto de Goldman et al. Copyright 2006, Polish Academy of Sciences. Tomada de G. Ceballos y P.R Ehrlich. Discoveries of new mammal species and their implications for conservation and ecosystem services. PNAS).

Los estudios genéticos recientes han revelado más sorpresas, elevando aún más el número de los mamíferos ya conocidos. Por ejemplo, los elefantes del bosque y la sabana de África ahora son considerados diferentes especies, así como los orangutanes de Sumatra y Borneo, los leopardos nublados en el sureste Asiático y de Borneo y Sumatra. Ciertamente la diversidad de mamíferos puede ser actualmente de 8.000 especies, en vez de las 5.500 reconocidas actualmente.

Las aves siendo un poco más conspicuas y el foco de atención tanto de ornitólogos como de observadores de aves, están ciertamente mejor monitoreadas que los mamíferos. Por lo que tenemos un mayor y confiable estimado del número de especies vivas en la actualidad, alrededor de 10.000. Aun así aproximadamente cien especies nuevas han sido descritas desde 1981.

En una exploración fascinante del bosque del Amazonas en Brasil, los científicos encontraron dos nuevas especies, el perico calvo (también conocido como perico de cabeza naranja) y el halcón selvático críptico. En el área montañosa aislada de Santa Martha en Colombia han sido descubiertas o redescubiertas la asombrosa cantidad de 32 especies endémicas de aves. Las montañas de Santa Martha están completamente aisladas de otras montañas de bosque tropical de tierras bajas.

En India, un astrónomo que era un pajarero amateur descubrió la primera especie nueva de ave en el país por más de 50 años. Este descubrimiento fue el del pequeño y colorido charlatán bugún (Bugun liocichla) en los bosques del santuario de fauna silvestre Eaglenest en el estado de Arunachal Pradesh, cercano al borde entre India y China. Observó al ave por primera vez en 1995, pero no fue hasta 2006 que la especie fue oficialmente reconocida. Esta especie recién descubierta, podría no estar presente por un largo tiempo, pues sus únicas 3 poblaciones conocidas consisten de un aproximado de 200 individuos.

Esta colorida ave y todas las especies del planeta son un legado. Las hemos heredado tal como los valores heredados en un testamento por algún antecesor. Y tal como cualquier herencia, y el que los presentes sean apreciados o desperdiciados depende enteramente de lo que el receptor haga con ellos. Si seguimos el curso de la destrucción, entonces como E. O. Wilson señaló, estamos inmersos en una locura que nuestros descendientes no nos perdonarán...

Anisognathus melanogenys
Las tangaras azules (Anisognathus melanogenys), con su pequeño rango de distribución geográfico, aún son comunes pero debemos mantenernos alerta ante disminuciones en sus poblaciones. Tomado de: G. Ceballos, A. H. Ehrlich y P. R. Ehrlich. 2015. The Annihilation of Nature: Human Extinction of Birds and Mammals 

Pero nuestra destrucción del legado de la biodiversidad no está predeterminada. En este libro presentamos a los dos más populares embajadores de la biodiversidad, las aves y mamíferos, de manera que se aclara el camino que hemos tomado y las opciones que tenemos, ya sea hacia la conservación o a la aniquilación. Es nuestra esperanza que al final de este libro te sientas tan conectado con estas aves y mamíferos, así como tan indignado por lo que se les ha hecho, que su destino cambie su curso y el despliegue del evento de la extinción masiva sea abortada.

Las imágenes que hemos escogido y el lenguaje que usamos intentan provocar tus pensamientos y sentidos para revolver en tu interior la necesidad de actuar. Nosotros hemos visto muchas de estas magníficas creaturas en sus hábitats nativos, a veces retornando años después para encontrar que las aves se han ido, los mamíferos desaparecidos y los paraísos arruinados.

A través de este libro estamos compartiendo las mejores y peores experiencias, esperando que podamos transmitir nuestros propios sentimientos de tristeza, pérdida, frustración, fascinación y esperanza, de manera que nuestra píldora, tanto amarga como dulce, pueda ser una cura.

Adquiere el libro por Amazon  e Imagen Natural 

Annihilation of Nature