[Pixabay]

El número de casos de coronavirus en todo el mundo superó los 300.000 esta semana. Según la Universidad Johns Hopkins, a día de hoy a 22 de marzo, a la hora que publico este post, hay de 28.572 casos confirmados y 1.720 muertes relacionadas con el coronavirus en España.

Una persona diagnosticada con la enfermedad de COVID-19 puede padecer estos síntomas; fiebre, tos seca, fatiga, producción de esputo, dispnea, dolor muscular, dolor articular, dolor de garganta, dolor de cabeza, escalofríos, nauseas e vómitos, congestión nasal, diarrea, etc..

Ahora también sabemos que el coronavirus se transmite de manera bastante eficiente y exponencial. Además puede ser mortal en adultos jóvenes sanos y en personas mayores o con problemas de salud ya existentes. Según el informe recibido el 20 de marzo con los datos de Italia, sorprende que los casos de infección por el virus SARS-CoV-2 en hombres duplican a los de mujeres. Esto es una diferencia entre géneros superior a la observada en China, un 10%. Las razones de esta marcada disparidad se desconocen, aunque los autores sugieren que el número de fumadores varones supera al de mujeres, y por lo tanto ellos serían los más afectados. Sin embargo, no hay datos que apoyen esta hipótesis en los enfermos de COVID-19. 

A día de hoy, los científicos conocen con exactitud el genoma del SARS-CoV-2 y centran sus esfuerzos en el desarrollo de varias vacunas. Algunas, aquellas que presentan mejores resultados, se han seleccionado para los ensayos clínicos que ya han empezado a realizarse.

Al parecer, la infección por SARS-CoV-2 desencadena la llamada tormenta de citoquinas, y los fármacos capaces de suprimir el sistema inmunitario podrían ser útiles para limitar esta respuesta. Por desgracia, hasta que los ensayos clínicos determinen que una o varias vacunas resultan seguras y efectivas, no podremos evitar los contagios. Por eso, necesitamos pensar en los tratamientos que pueden administrarse, como los antivirales, y estar listos para ensayos clínicos a gran escala global en cuestión de semanas.

Los gobiernos y las agencias de salud públicas pueden tomar medidas en las próximas semanas para frenar la propagación de COVID-19. Desde la fundación Bill y Melinda Gates se hizo una donación de 125 millones de dólares para identificar tratamientos y acelerar su desarrollo y producción. Bill Gates publicó una carta en el New England Journal of Medicine donde afirmaba que: "los gobiernos y la industria deberán llegar a un acuerdo: durante una pandemia, las vacunas y los antivirales no se venderán simplemente al mejor postor. Estarán disponibles y asequibles para las personas que están en el centro del brote y que lo necesitan más. Esto no solo es lo correcto, sino que también es la estrategia correcta para frenar la transmisión y prevenir futuras pandemias".

Sin duda alguna este no es un reto fácil, pues requiere de muchos apoyos presupuestarios para las investigaciones, producción y distribución de los tratamientos.

¿Qué tratamientos están disponibles para los enfermos si no hay ninguno específico para tratar el coronavirus?

La comunidad científica evalúa fármacos utilizados contra la artritis como posibles tratamientos para COVID-19, mientras prosiguen los esfuerzos para encontrar formas de ayudar a los pacientes y frenar nuevas infecciones. No obstante, no debemos olvidar que forzar la generación de un medicamento para el coronavirus demasiado rápido a través de controles de seguridad de baja calidad puede ser más catastrófico que favorable.

Según los datos, los primeros efectos terapéuticos de un medicamento experimental pueden observarse dentro de las 24 horas posteriores a la primera dosis. 

De entre los tratamientos contra COVID-19 considerados como más avanzados y/o más prometedores, el Remdesivir de Gilead se encuentra entre los mejores candidatos. En esa categoría de primer nivel, también están Kaletra® de AbbVie (también comercializado como Aluvia; lopinavir / ritonavir), el candidato a la vacuna moderna de ARN mensajero (ARNm) mRNA-1273, el sarilumab que comercializó Kevzara®, un medicamento para la artritis que ahora se está probando en una infección grave por COVID-19 y más recientemente favipiravir, comercializado por Fujifilm como Avigan®.

Más de dos docenas de estos tratamientos han surgido o se han hecho públicos solo en las dos últimas semanas. El artículo Cómo conquistar el coronavirus: los 35 principales tratamientos en desarrollo resume los avances terapéuticos contra COVID-19.

No obstante, la lista de medicamentos nuevos para tratar la infección por coronavirus  es aún más larga, Estos se clasifican según su proximidad a la aprobación: Fase 3 (más cerca), Fase 2, Fase 1 y estudios experimentales. La aplicación a la práctica clínica llegará si se demuestra que estos medicamentos en evaluación son seguros y efectivos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un ensayo multinacional llamado ensayo de SOLIDARIDAD, con el objeto de reutilizar medicamentos, ya aprovados para su administración en otras enfermedades, contra COVID-19. Los países que ya han firmado son: Argentina, Bahréin, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Tailandia.

Sin duda es imprescindible que exista este esfuerzo de colaboración internacional y sobre todo el intercambio de datos entre distintas instituciones y países.

A día de hoy, cuatro combinaciones de medicamentos demuestran ser efectivas contra el virus SARS-CoV-2:
- Remdesivir: medicamento antiviral.
- Lopinavir y Ritonavir: una combinación de medicamentos contra el VIH. 
- Una combinación de Lopinavir y Ritonavir más interferón beta.
- Droga antipalúdica Hidroxicloroquina.

Asimismo, existe una lista de más de 70 tratamientos posibles para la COVID-19 en distintas fases. He seleccionado los que estaban en las fases finales de los ensayos clínicos y he añadido una breve descripción. Esta información puede obtenerse de las páginas de ensayos clínicos mantenidas por las autoridades estadounidenses a través de ClinicalTrials.gov, y por las autoridades chinas como el Registro de ensayos clínicos chinos.

Tabla diseñada por la Sociedad Madrileña de Farmacéuticos.


REMDESIVIR (Gilead®): se encuentra en la Fase III. Es un profármaco de nucleótidos con acción antiviral en investigación con datos limitados en este momento. No está aprobado y no se ha demostrado que sea seguro o efectivo para ningún uso. Los datos preclínicos limitados sobre Remdesivir en MERS y SARS indican que puede tener actividad potencial contra COVID-19. Se está probando en cinco ensayos clínicos de COVID-19, diseñados a una velocidad vertiginosa, pero los primeros resultados se esperan el próximo mes. Por el momento se ha probado con un paciente varón de 35 años con una neumonía severa y enfermo de la COVID-19 que tras la administración de Remdesivir se recuperó al día siguiente. Los resultados aparecen publicados en la revista The New England Journal of Medicine. Pero el aparente éxito en un paciente no prueba que el medicamento sea efectivo. En China, se están reclutando a aproximadamente 1.000 pacientes diagnosticados con el coronavirus para determinar si múltiples dosis de Remdesivir pueden revertir la infección. Los objetivos principales son reducir la fiebre y ayudar a los pacientes a salir del hospital en dos semanas. Este medicamento, que previamente falló en un estudio sobre el virus del Ébola, se administra por vía intravenosa. Se cree que el Remdesivir funciona al bloquear la reproducción del virus en el cuerpo. Una pareja del estado de Washington con coronavirus recibió el medicamento y comenzó a sentirse mejor al día siguiente. En el Hospital madrileño de La Paz-Carlos III, Remdesivir se administró a pacientes voluntarios con casos graves y leves de coronavirus. Unos 1.000 pacientes participarán en el ensayo europeo. El contralmirante Richard Childs, cirujano asistente general y especialista en pulmones del NIH, dijo a The Wall Street Journal en un informe publicado el 13 de marzo que Remdesivir mostró un efecto positivo en 14 estadounidenses que contrajeron SARS-CoV-2 a bordo del crucero Diamond Princess y recibieron la droga durante el tratamiento en hospitales japoneses. El NIH anunció el 25 de febrero que realizará el primer ensayo clínico en EE. UU, que evaluará el potencial terapéutico del Remdesivir en pacientes del Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, donde algunos estadounidenses con la enfermedad están siendo atendidos o están bajo tratamiento. Remdesivir y el fosfato de cloroquina fueron "altamente efectivos en el control de la infección in vitro de 2019-nCoV", informó un equipo de investigadores chinos en un estudio publicado el 4 de febrero en Cell Research.

LOPINAVIR-RITONAVIR: (AbbVie, Kaletra®, o Aluvia); Es un inhibidor de la proteasa del VIH-1 indicado en combinación con otros agentes antirretrovirales para el tratamiento de la infección por VIH-1. El 9 de marzo se confirmó la colaboración entre agencias e instituciones de salud a nivel mundial para determinar la actividad antiviral, así como la eficacia y seguridad de Lopinavir-Ritonavir contra COVID-19. El 16 de marzo, investigadores de la Universidad de Queensland en Australia dijeron que esperaban lanzar ensayos a gran escala de Kaletra® y cloroquina, comercializados por Bayer y otras compañías, luego de que ambos medicamentos trataran exitosamente a pacientes con COVID-19. En un reciente estudio, un total de 199 pacientes con sintomatología grave para la COVID-19 se sometieron a aleatorización al grupo de lopinavir-ritonavir, desaforunadamente no se observó ningún beneficio con el tratamiento en pacientes con sintomatología severa.

CLOROQUINA y HIDROXICLOROQUINA, o Fosfato de cloroquina de Bayer como Resochin®. Tiene propiedades antipalúdicas y antiinflamatorias. Bayer descubrió el resochin y lo introdujo en la práctica clínica para tratar la malaria, y la artritis reumatoide y ha demostrado tener éxito en China. A los contactos cercanos del paciente se les administrará hidroxicloroquina también, porque los experimentos de laboratorio sugieren que evita la reproducción de esta cepa de coronavirus. Alrededor de 200 pacientes con coronavirus y 3.000 de sus contactos cercanos participarán en el ensayo clínico donde serán tratados con hidroxicloroquina, y que cuenta con fondos públicos y privados en el Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona. También, el 16 de marzo, investigadores de la Universidad de Queensland en Australia dijeron que esperaban lanzar ensayos a gran escala de cloroquina, así como con Kaletra® de AbbVie después de que ambos medicamentos trataran exitosamente a pacientes con COVID-19. El miércoles, la OMS anunció que comenzaría una prueba con cloroquina, entre otras drogas.

HIDROXICLOROQUINA con AZITROMICINA: El grupo francés dirigido por el Dr. Didier Raoult, considera que un tratamiento contra la malaria, basado en 600 mg de hidroxicloroquina cada 12 horas, y un comprimido de azitromicina por día, pueden bajar la carga viral en los pacientes con la COVID-19. En este estudio en Marsella (Francia) se asocia el tratamiento con hidroxicloroquina con la reducción / desaparición de la carga viral en pacientes con COVID-19 y su efecto se ve reforzado por la azitromicina. Los enfermos de COVID-19 confirmados se incluyeron en un protocolo de brazo único desde principios de marzo hasta el 16 de marzo, para recibir 600 mg de hidroxicloroquina diariamente. Dependiendo de su presentación clínica, se agregó azitromicina al tratamiento. Los pacientes no tratados de otro centro y los casos que rechazaron el protocolo se incluyeron como controles negativos. La presencia y ausencia de virus,  sexto día tras su hospitalización. Este trabajo fue publicado en el International Journal of Antimicrobial Agents, el 20 de marzo, 2020. 

DANOPREVIR Ganovo® más ritonavir; ASC09 y ritonavir; ASC09 y oseltamivir; ritonavir y oseltamivir; de la compañía Ascletis Pharma. Se trata de un tipo de inhibidores de la proteasa del VIH. Ascletis el 10 de marzo anunció el progreso en su investigación clínica sobre Ganovo y ritonavir por vía oral, indicando que los 11 pacientes tratados con la terapia combinada fueron dados de alta del hospital después de mostrar resultados positivos en un ensayo realizado en el Noveno Hospital de Nanchang (NCT04291729). El Hospital Tongji de China también está probando combinaciones de ASC09 y Tamiflu (oseltamivir), ritonavir y Tamiflu (oseltamivir) y Tamiflu solo en un ensayo incluido en ClinicalTrials.gov (NCT04261270). Tamiflu es distribuido en los Estados Unidos por Genentech, miembro del Grupo Roche, bajo licencia de Gilead Sciences. Además, un ensayo prospectivo registrado por el Primer Hospital Afiliado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang está evaluando combinaciones de ASC09 y ritonavir, y lopinavir y ritonavir (ChiCTR2000029603).

SARILUMAB (Kevzara®) de la farmacéutica "Regeneron Pharmaceuticals y Sanofi". Es un tipo de antagonista del receptor de interleucina-6 (IL-6) aprobado por la FDA en 2017 para tratar a adultos con artritis reumatoide moderada a severamente activa que han tenido una respuesta inadecuada o intolerancia a uno o más medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad. El 16 de marzo, Regeneron Pharmaceuticals y Sanofi  comunicaron el lanzamiento de un ensayo clínico de Kevzara Fase II/Fase III en EE. UU. Hasta 400 adultos hospitalizados con complicaciones graves por COVID-19 serán evaluados en el estudio, que comenzará en centros médicos en Nueva York. La fase III evaluará la mejora en los resultados a más largo plazo. Regeneron dirigirá estudios clínicos en los EE. UU., mientras que Sanofi lo hará en el extranjero.

LERONLIMAD de la compañía (CytoDyn, PRO 140). Es un anticuerpo monoclonal IgG4 humanizado. Leronlimab es el principal candidato de CytoDyn y es un antagonista de los receptores de CCR5 con potencial para múltiples indicaciones terapéuticas. CytoDyn el 16 de marzo que presentó una IND y un protocolo modificados para su ensayo clínico de fase II que evalúa leronlimab (PRO 140) en pacientes que experimentan complicaciones respiratorias como resultado de contraer COVID-19. El ensayo está diseñado para evaluar a 75 pacientes en hasta 10 centros en los EE. UU. Se espera que los pacientes inscritos tengan una ventana de tratamiento de aproximadamente 6 semanas. Según CytoDyn, Leronlimab ha completado con éxito nueve ensayos clínicos en más de 800 personas, incluido el cumplimiento de sus puntos finales primarios en un ensayo fundamental de Fase III en combinación con terapias antirretrovirales estándar en pacientes con experiencia en el tratamiento infectados con VIH.

GALIDESIVIR (BCX4430), de la compañía Biocryst. Es un tipo de inhibidor de la ARN polimerasa de nucleósido diseñado para interrumpir el proceso de replicación viral. Biocryst dijo el 5 de marzo que estaba en diálogo activo con las autoridades de salud pública de EE. UU. Sobre si el galidesivir pudiese ser útil entre los posibles enfoques para tratar y prevenir COVID-19. Galidesivir ha demostrado una actividad de amplio espectro in vitro contra más de 20 virus de ARN en nueve familias diferentes, incluidos los coronavirus y las familias de enfermedades virales que incluyen filovirus, togavirus, bunyavirus, arenavirus, paramixovirus y flavivirus. Galidesivir se está evaluando para la fiebre amarilla en un ensayo de fase II (NCT03891420).

TOCILIZUMAB de la empresa Chugai Pharmaceutical y Zhejiang Hisun Pharmaceutical. Es otro anticuerpo humanizado dirigido a interleucina-6. El primer hospital afiliado de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (Hospital Provincial de Anhui) (ChiCTR2000029765) ha registrado un ensayo de 94 pacientes que evalúa solo Tocilizumab solo. El Tocilizumab o Actemra®, de Roche, se está realizando en la Fase III para evaluar su medicamento comercializado para la artritis como tratamiento para adultos con COVID-19 grave. Actemra fue aprobado por la FDA en 2010 como el primer antagonista del receptor de interleucina-6 (IL-6) autorizado para pacientes con artritis reumatoide (AR). El ensayo buscará inscribir aproximadamente 330 pacientes en todo el mundo, incluido EE. UU., Y el reclutamiento de pacientes comenzará a principios de abril.

FAVIRIPAVIR comercializado por Fujifilm como Avigan y por Hisun en China como Favilavir. Es un agente antivírico de amplio espectro que está diseñado para inhibir de forma selectiva y potente la ARN polimerasa dependiente de ARN (RdRp) de los virus ARN. El 17 de marzo que el favipiravir en China produjo resultados positivos en ensayos clínicos en Wuhan y Shenzhen con 340 pacientes, incluido un acortamiento del tiempo después del tratamiento en que los pacientes dieron negativo para COVID-19 de 11 días a cuatro, y mejoró las condiciones pulmonares en el 91% de los pacientes tratados frente al 62% de los pacientes no tratados, medido mediante rayos X. El 18 de marzo salen los resultados de los tratamientos realizados en Japón, y se afirma que Faviripavir  para su uso como tratamiento de coronavirus después de que las dosis de prueba parecieran ser efectivas en casos leves y asintomáticos en al menos dos instituciones médicas. El medicamento podría aprobarse ya en mayo tal como ha publicado The Guardian "Pero si los resultados de la investigación clínica se retrasan, la aprobación también podría retrasarse".

La ciencia nunca ha estado tan alerta, nunca hemos estado tan preparados para luchar contra esta pandemia. Solo con la responsabilidad y la empatía de la sociedad se ganará la primera ronda, pero la cooperación internacional definitivamente permitirá derribar el coronavirus de K.O.

 

Sonia Villapol
Sonia Villapol

Neurocientífica y Profesora en el Departamento de Neurocirugía, Centro de Neuroregeneración del Instituto de Investigación Methodist en Houston, y Profesora de Neurociencias de la Universidad de Weill Cornell (New York). Bióloga molecular por la Universidad de Santiago de Compostela y doctora en Neurociencias por la Universidad Autónoma de Barcelona. Anteriormente ha sido Profesora de Neurociencias en la Universidad de Georgetown en Washington D.C., y ha trabajado en laboratorios del INSERM y CNRS en París (Francia) y en el NIH (EE.UU.). 

Sobre este blog

Las neuronas enferman, se dañan o se alteran, y nuestro reto es mantenerlas vivas y sanas para que el cerebro funcione correctamente. En este blog exploraremos las últimas investigaciones científicas que se centran en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas o lesiones cerebrales.

Ver todos los artículos (11)