24 de Febrero de 2011
Paleontología

Adaptarse a la acidificación marina

Se ha descubierto la especie más antigua de un molusco marino. La engrosada capa de su concha hace pensar que podría haberse adaptado a aguas frías y ácidas.

Dos ejemplares de Polyconites hadriani. [E. Gili]

Se han descrito los restos fósiles de Polyconites hadriani, la especie más antigua conocida hasta ahora del género Polyconites, un tipo de molusco marino ya extinguido. La nueva especie se encontró en varias zonas de la península Ibérica: en la cuenca del Maestrazgo, la cuenca Vasco-Cantábrica, al sur de la cuenca de Lusitania y en la cordillera Prebética. Crecía formando densos agregados en los márgenes de las plataformas marinas de carbonato del Aptiano Inferior, hace 114 millones de años.

 

Vivió en una etapa convulsa, con importantes cambios climáticos. La engrosada capa calcítica de la concha de esta nueva especie comparada con la de su antecesor (del género Horiopleura), indicaría que podría haberse adaptado para crecer en aguas marinas más frías, con una acidez más alta a causa del aumento de la solubilidad del CO2 atmosférico.

 

La respuesta de estos moluscos a la acidificación de los océanos podría aplicarse a la futura evolución de los ecosistemas marinos actuales, sobre todo para aquellos organismos que forman sus conchas o esqueletos a partir de carbonato cálcico.

Más información en Turkish Journal of Earth Sciences

 

Fuente: SINC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.