Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 15/03/2018

Alzhéimer

Alteraciones vasculares, ansiedad y alzhéimer

Demuestran, en ratones, que existe una asociación entre la enfermedad neurodegenerativa, los trastornos de conducta ansiosa y las alteraciones en los vasos sanguíneos periféricos. La correlación se observa principalmente en hembras.

Journal of Alzheimer's Disease

Menear

En un modelo animal de la enfermedad de Alzheimer, cambios en la estructura y la función de los vasos sanguíneos periféricos correlacionan con episodios de ansiedad, sobre todo en las hembras. Ello sugiere que el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares sería mayor en mujeres de edad avanzada con alzhéimer. En la imagen, hipocampo de ratón donde se observan vasos sanguíneos (rojo), neuronas (verde) y placas de amiloide beta (azul). [Flickr/NIH]

También te puede interesar

Alzhéimer Alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que afecta a la calidad de vida de numerosas personas. Este monográfico (en PDF) resume el estado actual de la investigación de este trastorno neurodegenerativo y ahonda en sus causas, síntomas y posibles tratamientos.

Más información

¿Existe un vínculo entre las enfermedades cardiovasculares y el alzhéimer? Lydia Giménez LlortFrancesc Jiménez Altayó y sus colaboradores, del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona, han estudiado este concepto emergente. Los resultados de su trabajo, publicados en la revista Journal of Alzheimer's Disease, muestran alteraciones de los vasos sanguíneos en ratones con este trastorno degenerativo. Además, esta disfunción vascular, observada principalmente en hembras, se asocia con episodios de ansiedad.

«Nuestra hipótesis es que la red de regulación neuroinmunoendocrina está afectada en el alzhéimer», señala a Investigación y Ciencia Jiménez Altayó, primer autor del trabajo. «Consideramos que el trastorno neurodegenerativo no afecta solo al cerebro, sino que también altera la sincronía que tanto el sistema nervioso central como el periférico establecen con otros órganos. A fin de corroborar dicha suposición, trabajamos con ratones triple transgénicos que simulan la forma familiar de la enfermedad», añade.

Los investigadores examinaron la estructura y funcionalidad de los vasos sanguíneos periféricos, y observaron marcadas alteraciones vasculares en los roedores de sexo femenino. En concreto, el diámetro interno y externo de sus capilares fue mayor. Asimismo, el análisis de las propiedades mecánicas de las arterias reveló que las hembras presentaban menor presión sanguínea. En el alzhéimer, la conducta de los animales también podría depender de su sexo, ya que, en comparación con los machos, ellas mostraron elevados niveles de ansiedad y emotividad.

«Esperábamos encontrar alteraciones conductuales en las hembras, pues, normalmente, la mujeres son más emocionales. Además, trastornos neuropsiquiátricos como la ansiedad se relacionan con la enfermedad de Alzheimer. Son los llamados síntomas conductuales y psicológicos asociados a demencias», explica Giménez Llort, última firmante del trabajo. «Sin embargo, la disfunción de los capilares periféricos que hallamos en las féminas nos sorprendió. Por lo común, los estrógenos femeninos retrasan la aparición de enfermedades vasculares», destaca.

Pero para los científicos, el resultado más relevante de su estudio fue la asociación entre los estados de ansiedad y los cambios en los vasos sanguíneos. «El nivel de correlación fue, sin duda, muy elevado. Sobre todo, cuando consideramos toda la muestra, es decir, animales de ambos sexos, de edad avanzada, con y sin alzhéimer», apunta Jiménez Altayó.

Preguntados acerca de las implicaciones clínicas de su trabajo, ambos investigadores se muestran prudentes. «El estudio de la afectación cardiovascular es un área emergente dentro de la investigación en neurodegeneración. Será necesario esperar a obtener datos de pacientes antes de poder trasladar nuestros resultados a la práctica clínica». «No obstante, seguiremos explorando nuevos aspectos a fin de descubrir los mecanismos implicados en las diferencias observadas. Por ejemplo, intentaremos dilucidar el papel del estrés oxidativo y la inflamación sobre los vasos sanguíneos periféricos. Asimismo, estudiaremos el modo en que estos procesos modifican la conducta», concluyen.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Crosstalk between peripheral small vessel properties and anxious-like profiles: sex, genotype, and interaction effects in mice with normal aging and 3xTg-AD mice at advanced stages of disease», de F. Jiménez-Altayó et al. en Journal of Alzheimer's Disease, publicación avanzada en internet el 28 de febrero de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.