Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 11/07/2018

Psicología

Conversar beneficia el estado de ánimo

También las personas introvertidas se aprovechan del efecto positivo de dialogar con los demás.

Psychological Science

Menear

Las personas que manifiestan un mayor bienestar tienden a pasar menos tiempo solos y a interactuar más tiempo con los demás. [iStock/ Rawpixel]

También te puede interesar

Lenguaje y comunicación Lenguaje y comunicación May/Ago 2015 Nº 11

Neuropsicología de la expresión oral y gestual¿Qué relación guardan entre sí lenguaje y pensamiento? ¿Podemos razonar sin recurrir a las palabras? ¿Dónde procesa el cerebro los elementos del habla? ¿Gramática y semántica van por caminos separados? ¿Favorece la gesticulación nuestra memoria verbal? ¿Cuáles son las bases neurológicas de trastornos como la afasia de Wernike, la tartamudez o la dislexia? Descubre en este monográfico las respuestas a estas y muchas otras cuestiones sobre el lenguaje y la comunicación.

Más información

Las personas que, a lo largo del día, mantienen conversaciones profundas con otros individuos son más felices que quienes hablan poco o intercambian impresiones superficiales con sus congéneres. A esta conclusión ha llegado un equipo dirigido por Matthias Mehl, de la Universidad de Arizona en Tucson, en el que han participado cerca de 500 sujetos. De manera sorprendente, la personalidad no supone un factor importante en este efecto: también las personas introvertidas se aprovechan de la charla con los demás. Los resultados se han publicado en la revista Psychological Science.

Para el estudio, los experimentadores colocaron una grabadora a cada participante, de modo que registraban las conversaciones que los sujetos mantenían a lo largo de todo el día, desde la mañana hasta la noche. Cada vez que conversaban, los probandos debían indicar cómo se sentían.

Seres sociales

Además de comprobar que las conversaciones largas y profundas aumentaban la sensación de felicidad de los probandos, los investigadores constataron que los diálogos breves y triviales, en los que los interlocutores no obtienen información sobre la otra persona, tenían un efecto neutro en relación con el bienestar de los participantes: no les hacía sentir ni mejor ni peor. Estos hallazgos contradicen un trabajo anterior del mismo equipo y con un número menor de sujetos, que reveló que las charlas superficiales favorecían un estado de ánimo negativo.

En el nuevo estudio, solo los probandos que no hablaron con nadie se mostraron descontentos. «La vida feliz es la vida social», concluye Mehl. En este sentido, incluso las conversaciones breves deben tenerse en cuenta como puerta de entrada para unas charlas más ricas y gratificantes.

Jan Dönges / Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «“Eavesdropping on happiness” revisited: A pooled, multisample replication of the association between life satisfaction and observed daily conversation quantity and quality». A. Milek et al. en Psychological Science, publicado en línea el 3 de julio de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas