Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

22 de Abril de 2020
Psicología social

COVID-19: Incremento de la violencia de género

Los datos indican que las agresiones a las mujeres aumentan como consecuencia del confinamiento. Algunos expertos relacionan este fenómeno con las diferencias socioeconómicas entre hombres y mujeres.

La violencia doméstica se agrava en las situaciones de emergencia humanitaria, en parte, por las desigualdades de género. [iStock/ Mixmike]

La violencia de género aumenta en las emergencias globales. Al parecer, en las situaciones de alarma humanitaria y salud pública se agravan las desigualdades sociales que subyacen en los sistemas socioeconómicos y de salud, como es el caso de la violencia doméstica. Ello sucede también en la pandemia de  la COVID-19, según apuntan investigadores de la Universidad de Columbia, que en un estudio han analizado la situación actual y la han comparado con datos de pandemias anteriores. Han publicado sus hallazgos en línea en la revista Bioethics.

«Las normas y los roles de género que relegan a las mujeres al ámbito del trabajo doméstico las sitúan en primera línea en tiempos de crisis, lo que supone un mayor riesgo de exposición; en cambio, se las excluye cuando se desarrollan respuestas de actuación», indica en una nota de prensa Terry McGovern, autor principal del estudio.

Los investigadores afirman que la violencia doméstica ha aumentado de manera drástica con el nuevo coronavirus. En febrero de 2020, por ejemplo, durante la cuarentena impuesta en la provincia china de Hubei como medida de protección frente al contagio de la enfermedad, se triplicó el número de informes sobre violencia doméstica en la comisaría de policía de la localidad.

También en Europa

El incremento en la violencia de género se ha detectado en diversos lugares del mundo, entre ellos Europa. «Todos nos enfrentamos a importantes riesgos psicológicos debido al aislamiento o la cuarentena, pero las mujeres y a veces también los niños en domicilios no seguros viven una situación particularmente delicada», afirmó Evelyn Regner, presidenta de la comisión de Derechos de la Mujer del Parlamento Europeo, el pasado 7 de abril en una rueda de prensa. Y añadió: «Debemos prestar atención a esta cuestión y ampliar las medidas para atajar la violencia contra las mujeres».

En España, este incremento también se ha registrado. Así, en Andalucía 44 mujeres víctimas de violencia de género y 47 menores a su cargo ingresaron en los recursos de acogida del Instituto Andaluz de la Mujer durante el primer mes de confinamiento domiciliario tras el decreto del estado de alarma. Desde la Unidad de Igualdad de la Universidad de Málaga (UAM) advierten del aumento del riesgo de sufrir agresiones en el caso de las mujeres víctimas de violencia de género a causa de las medidas de confinamiento relacionadas con la pandemia. Entre otros factores señalan el mayor tiempo de convivencia de la víctima con su agresor, más control de este sobre la víctima, una menor visibilidad de los malos tratos y más dificultades para acudir a centros de asistencia.

Por su parte, los autores del reciente estudio explican que las medidas de salud pública en una pandemia (como el confinamiento de la población), el cierre de escuelas y la canalización de los recursos hacia la prestación de servicios de emergencia muestran la realidad de la estructura social de las mujeres y niñas en todo el mundo, así como las desigualdades y debilidades de los diferentes sistemas socioeconómicos y sanitarios.

A escala mundial, las mujeres llevan a cabo más del triple del trabajo doméstico y del cuidado no remunerado (prevención de enfermedades en el hogar, cuidado de familiares enfermos, entre otros), apuntan. No existe ningún país en el mundo donde los hombres representen esa proporción, sostienen los investigadores.

Crisis y violencia de género

Como explica Francisca Expósito, profesora de psicología social de la Universidad de Granada, en un artículo publicado en Mente y Cerebro, la asimetría social entre mujeres y hombres favorece la violencia de género: «Los estereotipos sobre unos y otras deben comportarse, las experiencias que refuerzan la conducta esteriotípica y las estructuras sociales que apoyan la desigualdad de poder entre géneros ha contribuido a que se originen patrones de violencia a lo largo de nuestro ciclo vital».

La vulnerabilidad de las mujeres en las crisis se ve agravada por la falta de acceso a las redes sociales habituales y a las fuentes de apoyo social, así como a los servicios de salud, argumentan los investigadores de la Universidad de Columbia. Esa exposición a la violencia aumenta a medida que los perpetradores pueden arremeter contra ellas debido a la tensión económica que causa una pandemia y disminuyen las posibilidades de la víctima para abandonar o resistirse a las relaciones abusivas.

«Al tiempo que la maquinaria de servicios funciona para contener una pandemia, otros servicios críticos, en particular, los que necesitan las mujeres y las niñas, a menudo dejan de estar disponibles o se les resta prioridad y se consideran no esenciales», escriben los investigadores de la Univerisdad de Columbia. Por otro lado, el temor a la infección, el confinamiento, la violencia y los malos tratos pueden impedir que acudan a los servicios de salud durante una epidemia.

Medidas para paliar el problema

Los autores del reciente estudio sugieren que los Gobiernos deben incorporar medidas de género en su respuesta a la situación de alarma. Entre otras posibilidades proponen usar la tecnología para asegurar que las mujeres reciben los servicios esenciales cuando más los necesitan (por ejemplo, los servicios de emergencia y de apoyo a las víctimas mediante servicios de texto, telefónicos y en línea). 

La página web de la Unidad de Igualdad de la UAM también incluye información sobre los servicios de asistencia y alerta instantánea en el caso de violencia de género que ha puesto en marcha a nivel estatal. 

Yvonne Buchholz

Fuentes: Universidad de Columbia y Universidad de Málaga

Referencia: «Lessons never learned: Crisis and gender‐based violence». Neetu John et al. en Bioethics, publicado en línea el 4 de abril de 2020.

Encuentra aquí todos los contenidos de Investigación y Ciencia sobre la pandemia de COVID-19. También puedes acceder a los artículos publicados por Scientific American y otras de sus ediciones internacionales a través de esta web.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.