8 de Junio de 2012
Neurociencia

Culpa y depresión

El sentimiento exagerado de culpabilidad y la autoculpa pueden desempeñar una función clave en la depresión.

El cerebro de las personas con depresión responde de manera distinta ante el sentimiento de culpa. En la imagen, A las puertas de la eternidad, de Vincent Van Gogh. [Wikimedia Commons]

A través de imágenes por resonancia magnética funcional (IRMf), investigadores de la Universidad de Manchester han hallado que las áreas cerebrales relacionadas con el sentimiento de culpa y con  el conocimiento sobre la conducta social aceptable de personas con antecedentes de depresión responden de manera diferente en comparación con dichas regiones en el encéfalo de individuos que nunca han padecido un trastorno depresivo. De esta manera, el estudio confirma la observación que Sigmund Freud ya hiciera en su día: el sentimiento exagerado de culpa y la autoculpa son la clave para entender la depresión.

Para llevar a cabo el estudio, los científicos escanearon mediante IRMf los cerebros de participantes con antecedentes de depresión mayor y un grupo de control de personas que nunca habían sufrido dicho trastorno. Una vez en el escáner, se pidió a los probandos de ambos grupos que imaginaran escenas en las que actuaban mal con su mejor amigo; a continuación debían describir sus sentimientos sobre el hecho.


Conexión débil

Según afirma Roland Zahn, de la Universidad de Manchester y director del estudio, por primera vez se ha trazado la cartografía de las regiones cerebrales que interactúan para vincular el conocimiento de la conducta socialmente aceptable (lóbulo temporal anterior) con los sentimientos de culpa (región subgenual) en personas con tendencia a la depresión. En estos sujetos, las regiones cerebrales descritas no se conectan con tanta fuerza como en las personas que nunca han padecido trastorno depresivo.

"Es interesante que la desconexión ocurre solo cuando las personas propensas a la depresión se sienten culpables o se culpan a sí mismas, no cuando se sienten enojadas o culpan a los demás. Esto podría reflejar una incapacidad de comprender lo que resultó inadecuado en su conducta, cuando se sienten culpables; ello extiende la culpa a cosas de las cuales no son responsables y hace que se sientan culpables de todo", señala Zahn.

Los hallazgos podrían explicar por qué algunas personas reaccionan al estrés con depresión en lugar de agresividad. Además, según indican los investigadores, permitirían desarrollar una nueva forma de predecir el riesgo de depresión.

Más información en Archives of General Psychiatry

Fuente: Universidad de Manchester

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.