1 de Diciembre de 2022
Medicina

Desarrollan una posible vacuna universal contra la gripe

Crean una vacuna que genera respuesta inmunitaria en animales frente a todos los subtipos de gripe conocidos.

La elevada capacidad de mutación de los virus de la gripe complica conseguir vacunas efectivas frente a ellos. [Pixabay/Frauke Riether]

Cada año, centenares de miles de personas, sobre todo ancianas, mueren en el mundo por enfermedades agravadas o desencadenadas por la gripe estacional. Las campañas anuales de vacunación contra los virus de la gripe atenúan, hasta cierto punto, el daño. Sin embargo, la eficacia de estos medicamentos preventivos es reducida (oscila entre el 50 y el 60 por ciento), lo que impide mitigar aún más el impacto de la gripe sobre los sistemas sanitarios cada invierno.

La baja eficacia de las vacunas contra la gripe se debe a dos factores principales. En primer lugar, los virus influenza, responsables de la gripe, tienen una gran capacidad para mutar y generar cepas y variantes diferentes en un periodo corto de tiempo. Como segunda razón, la circulación de las principales variantes de virus es muy cambiante de año en año. Los especialistas intentan predecir con anterioridad qué 3 o 4 cepas virus van a predominar en la próxima temporada de otoño e invierno en cada hemisferio del planeta para incluirlas en la vacunación, pero esta tarea dista de ser precisa y no es posible acertar siempre.

Una vacuna universal contra la gripe, que provocase una respuesta inmunitaria efectiva frente a todos o casi todos los virus influenza, sería la mejor opción para atenuar al máximo el daño que provocan estos virus cada época invernal. Además, una vacuna así también podría ayudar a prevenir o mitigar el impacto de futuras pandemias de gripe. A pesar de los intensos esfuerzos científicos durante una década, aún no ha sido posible conseguir una vacuna universal eficaz en humanos. Ahora, un equipo de investigadores de Estados Unidos y Canadá presentan en la revista Science una potencial vacuna universal contra la gripe que es eficaz en animales.

La vacuna está basada en ARN mensajero (ARNm), al igual que las recientes vacunas desarrolladas para la COVID-19, con nucleósidos modificados. La novedad principal de este tratamiento preventivo es que incorpora las instrucciones genéticas para producir antígenos (las moléculas que provocan respuesta inmunitaria) de todos los subtipos conocidos (20) de los virus influenza A y B (los que provocan epidemias en los humanos y en diversos animales). 

La estrategia principal, hasta ahora, era crear vacunas que contaran con un grupo de antígenos comunes entre todos los subtipos. En su lugar, esta nueva vacuna consta de 20 moléculas de ARNm, encapsuladas en nanopartículas lipídicas, que codifican diversos antígenos de hemaglutinina (H). La hemaglutinina es una glucoproteína presente en la superficie de los virus de la gripe. Está involucrada en la unión entre estos agentes patógenos y las células a las que infectan y es la principal diana de las vacunas por su capacidad para generar reacción inmunitaria. 

Para averiguar la eficacia de la nueva vacuna, los investigadores la administraron a un grupo de ratones y hurones, mientras otros grupos solo recibieron vacuna placebo. Los hurones son un modelo animal muy empleado para evaluar enfermedades infecciosas respiratorias y tratamientos frente a estas como paso previo a los ensayos clínicos, ya que su aparato respiratorio posee muchas similitudes con el de los humanos.

Los animales inoculados mostraron una producción elevada de anticuerpos (respuesta humoral) frente a todos los subtipos conocidos de virus de la gripe. Los niveles de anticuerpos se mantuvieron estables hasta 4 meses tras la administración de la vacuna en ratones. Al mes de administrar la vacuna, se expuso a los ratones a dos variantes diferentes del virus influenza H1N1, con cambios en la proteína H1. Los anticuerpos de los ratones inoculados se unían de forma específica a los antígenos del mismo subtipo para el que se había diseñado la vacuna y también tenían la capacidad de interaccionar con antígenos de subtipos diferentes. 

Todos los ratones inoculados sobrevivieron a la exposición a una variante del virus influenza H1N1, cuando coincidía con el antígeno administrado a partir de la vacuna, en parte por la respuesta inmunitaria mediada por anticuerpos. Cuando la variante del virus H1N1 era diferente del antígeno de la vacuna, el 80 por ciento de los roedores sobrevivía. En cambio, todos los ratones que recibieron placebo murieron una semana después de infectarse con cualquiera de las variantes.

A pesar de que los resultados ofrecidos por la vacuna de ARNm son muy prometedores en animales, la respuesta celular (en la que participan los linfocitos T) no se ha evaluado apenas. Además, la eficacia de este tratamiento preventivo en humanos no está garantizada. Es posible que en las personas no resulte eficaz, ya que existen importantes diferencias en la fisiología entre los animales empleados y las personas. 

Serán necesarios ensayos clínicos en los próximos años para evaluar la seguridad y la eficacia de este tratamiento preventivo. En cualquier caso, el conocimiento que aporta esta nueva estrategia para conseguir una vacuna universal contra la gripe supone un gran avance en esta dirección.

Esther Samper

Referencia: «A multivalent nucleoside-modified mRNA vaccine against all known influenza virus subtypes»; Claudia Arévalo et al. en Science, vol. 378, n.º 6622, págs. 899-904, 24 de noviembre de 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.