7 de Abril de 2022
ASTRONOMÍA

Descubren la estrella más lejana observada hasta la fecha

Gracias al fenómeno de las lentes gravitacionales, observan una estrella que ya brillaba tan solo 900 millones de años después de la gran explosión.

Con la ayuda de una lente gravitacional, el telescopio Hubble ha logrado captar la imagen de Earendel (flecha blanca), la estrella más lejana observada hasta ahora. [NASA/ESA/B. WELCH (JHU)/D. COE/(STScl)/A. PAGAN (STScl)]

«Earendel», una palabra procedente del inglés antiguo que podría traducirse como «estrella de la mañana» o «luz naciente», es el sugerente apodo escogido por un grupo de investigadores liderado por Brian Welch, de la Universidad Johns Hopkins, para referirse a una nueva estrella que han descubierto recientemente. El astro ya brillaba unos 900 millones de años después de la gran explosión, lo que convierte a Earendel en la estrella visible más lejana observada hasta la fecha. Los científicos han publicado su estudio en la revista Nature.

En general, la luz emitida por las estrellas tan antiguas (y, por tanto, lejanas) es demasiado tenue para permitir su observación. Sin embargo, en el caso de Earendel, ha sido posible gracias al efecto de las lentes gravitacionales: la concentración e intensificación de la luz como resultado de la presencia de un objeto masivo entre el observador y el cuerpo celeste. Albert Einstein ya predijo este fenómeno en 1936, pero hubo que esperar unos decenios hasta poder observarlo. 

Earendel establece un nuevo récord

Actualmente, los investigadores son capaces de usar distintos efectos de las lentes gravitacionales para detectar una amplia variedad de astros. Por ejemplo, las microlentes gravitacionales, aquellas donde es una estrella la que sirve de lente, permiten la detección de planetas errantes, que se mueven libremente por el espacio como objetos independientes. Cuando la lente es un cúmulo de galaxias masivas, la luz procedente de los objetos situados detrás puede observarse en forma de imágenes múltiples, como ocurre en el caso de la famosa Cruz de Einstein, un cuásar que puede verse por cuadruplicado en la constelación de Pegaso.

Las lentes gravitacionales también han permitido a los astrónomos detectar estrellas individuales distantes, pero hasta ahora no se conocía ninguna que hubiera emitido su luz hace más de 9000 años. Con un desplazamiento al rojo de 6,2, lo que implica que su luz ha viajado durante 12.900 millones de años hasta alcanzarnos, Earendel ha establecido un nuevo récord. Un cúmulo de galaxias situado delante de la estrella intensifica su luz por un factor de varios miles, lo suficiente para que llegue a apreciarse en las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble.

De acuerdo con Welch y sus colaboradores, Earendel podría haber sido una estrella individual o binaria. Seguramente se trataba de una verdadera gigante, con más de 50 masas solares. Las observaciones espectroscópicas del telescopio espacial James Webb deberían poder confirmar el hallazgo y permitir una clasificación más precisa.

Puede que hoy ya no quede mucho de Earendel. Debido a su enorme masa, lo más probable es que esa estrella terminara su vida hace ya mucho tiempo en una explosión de supernova. Por tanto, su luz no sería «naciente», sino que más bien se habría extinguido ya.

Franziska Konitzer

Referencia: «A highly magnified star at redshift 6.2». Brian Welch et al. en Nature, vol. 603, págs. 815-818, 30 de marzo de 2022.

Revistas relacionadas

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.