Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

15 de Marzo de 2019
Neurociencia

Dislexia por una menor conectividad cerebral

Los problemas para escribir y leer de las personas disléxicas se deben a una conexión reducida entre el tálamo y la corteza cerebral, lo que afecta el procesamiento cerebral del habla.

La conectividad reducida entre el tálamo auditivo y la corteza cerebral y el tálamo auditivo con la corteza cerebral es una característica de la dislexia. Esta ruta nerviosa también puede influir en la capacidad lectora de las personas sin ese trastorno. [ìStock/ LeManna]

Hasta ahora, la dislexia o dislexia del desarrollo se había relacionado, sobre todo, con alteraciones en la corteza cerebral, pero una nueva investigación apunta en otra dirección: al parecer, las personas disléxicas presentan una reducida conexión entre el tálamo auditivo izquierdo y el plano temporal, área de la corteza cerebral encargada, entre otras funciones, del procesamiento del habla.

Estos resultados confirman la hipótesis que durante mucho tiempo han barajado los expertos: la dislexia, es decir, la dificultad para escribir y leer, se encuentra asociada con un procesamiento deteriorado del habla. El estudio se publica en Journal of Neuroscience.

Más conectividad, mejor lectura

Investigadores de la Universidad Técnica de Dresde exploraron las conexiones cerebrales de personas con dislexia y de sujetos sin ese trastorno (grupo de control) mediante imagen por tensor de difusión, técnica que permite registrar la longitud de las fibras nerviosas. Según constataron, el número de conexiones a lo largo de la ruta nerviosa entre el tálamo y la corteza cerebral de las personas con dislexia correlacionaba con mejores resultados en la rapidez de denominación de números y letras, prueba que se utiliza para evaluar la capacidad lectora. También comprobaron que los participantes que no presentaban el trastorno mostraban, entre otros resultados, que una mayor conectividad entre el tálamo y la corteza cerebral favorecía una buena lectura.

Los hallazgos arrojan luz sobre los correlatos neuronales de las habilidades de escritura y lectura, así como los posibles tratamientos para las personas disléxicas, señalan los autores. «Una comprensión sobre la base neuronal de la dislexia resulta crucial para el diagnóstico temprano y el desarrollo de nuevas terapias», afirma Katharina von Kriegstein, una de las investigadoras del estudio.


Lars Fischer/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Reduced structural connectivity between left auditory thalamus and the motion-sensitive planum temporale in developmental dyslexia», de Nadja Tschentscher et al. en The Journal of Neuroscience, vol. 39, n.o 9, págs. 1720-1732, 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.