Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

27 de Noviembre de 2015
Farmacología

El comportamiento de los fármacos en el espacio exterior

Ciertos medicamentos no muestran indicios de degradación tras una estancia de 550 días en la Estación Espacial Internacional.

Nueve medicamentos fueron analizados tras una estancia de 550 días en Estación Espacial Internacional. Los resultados del estudio sugieren la ausencia de indicios de degradación. [Wikimedia Commons]

Los resultados de un estudio piloto liderado por Virginia Wotring, del Centro de Medicina Espacial y del Departamento de Farmacología en la Escuela de Medicina de Baylor (Estados Unidos), sugieren que la degradación de los fármacos en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) no difiere de la que experimentan en la Tierra. El trabajo, que ha utilizado muestras de medicamentos que trascurrieron más de 500 días terrestres en el centro de investigación que orbita nuestro planeta, se ha publicado en la revista American Association of Pharmaceutical Scientists (AAPS) Journal.

De manera regular, la ISS es reabastecida con fármacos nuevos para reemplazar los que han superado su fecha de caducidad. Con todo, este procedimiento no podría aplicarse a las misiones de exploración espacial que, posiblemente, alcancen puntos más lejanos del sistema solar. De hecho, los medicamentos se degradan con el tiempo, sobre todo cuando se exponen directamente a la luz, el oxígeno o la humedad. A pesar de que las condiciones atmosféricas a bordo de la ISS suelen estar comprendidas dentro de unos valores óptimas para su conservación, hasta ahora solo existían unas pocas pruebas sobre su comportamiento ante situaciones como las que se dan en los vuelos espaciales, caracterizados por la microgravedad y la constante exposición a elevados niveles de radiación de altas energías.

Wotring y sus colaboradores analizaron nueve fármacos que permanecieron en la ISS durante 550 días y que volvieron a la Tierra sin ser usados. Los medicamentos estudiados incluían dos somníferos, tres analgésicos, un antihistamínicos, un descongestionantes, un antidiarreico y un psicoestimulante. A su llegada a la Tierra, los investigadores midieron la cantidad de principios activos y de los productos degradados presentes en los medicamentos. Además, utilizaron las directrices de la Farmacopea de Estados Unidos (USP, por sus siglas en inglés) del año 2012 para determinar si conservaban todavía sus propiedades después de ser almacenados en la ISS.

Según los resultados, cuatro de los nueve fármacos estudiados cumplían dichos requisitos hasta ocho meses después de la fecha de caducidad, mientras que otros tres lo hacían tres meses antes de que caducara. Finalmente, los dos somníferos no los cumplieron once meses después de que hubieran caducado. De todos modos, no se detectaron productos inusuales de degradación en ninguna de las pruebas realizadas.

Los autores señalan que sus hallazgos hacen referencia únicamente a las mediciones realizadas en un determinado momento del ciclo de vida de los fármacos analizados. Los resultados no pueden, por tanto, aplicarse a la evaluación de la seguridad y eficacia de todos los medicamentos ni pueden extrapolarse a otros períodos de conservación. Los investigadores sugieren también llevar a cabo más estudios antes de planificar viajes espaciales de larga duración como el de una futura misión a Marte, puesto que los astronautas no tendrían la oportunidad de reaprovisionarse de medicamentos tal como hacen los que visitan la ISS. El siguiente paso del equipo de Wotring consistiría en la realización de análisis más rigurosos sobre la estabilidad de estos y de nuevos fármacos en el centro de investigación espacial con un control apropiado desde tierra y en distintos momentos de su vida útil, a fin de contrastar los hallazgos descritos en el presente estudio.

Más información en AAPS Journal

Fuente: Springer

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.