Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 07/11/2018

Depresión

El ejercicio físico como antidepresivo

Practicar deporte durante 45 minutos tres veces por semana ayuda a aliviar la depresión.

Depression and Anxiety

Menear

Hacer ejercicio físico con regularidad puede ayudar a aliviar el trastorno depresivo. [iStock/ m-gucci]

También te puede interesar

Depresión Depresión May/Ago 2016 Nº 14

Causas, síntomas y tratamientosLa depresión constituye uno de los trastornos más frecuentes y graves en los países industrializados; incluso es el primer motivo de inactividad laboral. Este monográfico reúne cerca de una docena de artículos sobre las causas, los síntomas, las consecuencias y los tratamientos tanto psicoterapéuticos como neurobiológicos de la depresión.

Más información

El ejercicio físico no solo levanta el ánimo de los deportistas entusiastas, sino también el de las personas con depresión. Según se ha constatado, practicar deporte durante 45 minutos tres veces a la semana, incluso solo a lo largo de un mes, tiene efectos antidepresivos. Los datos se publican en la revista Depression and Anxiety

Para su metanálisis, los investigadores de la Universidad de Tesalia examinaron los datos procedentes de estudios en los que se había evaluado a pacientes con depresión que recibían medicamentos o psicoterapia, o ambos, como tratamiento y que practicaban ejercicio aeróbico con regularidad. Según encontraron, los 455 pacientes de entre 18 y 65 años que practicaban deporte presentaban una mejoría notable en comparación con los sujetos con depresión que no hacían ejercicio (grupo de control). 

El ejercicio físico beneficiaba a los participantes independientemente de la gravedad del trastorno y de la modalidad de deporte, afirman los autores. Con todo, los pacientes analizados realizaban ejercicios que demanaban un esfuerzo físico moderado, entre ellos, correr o montar en bicicleta. En promedio, se entrenaron durante más de nueve semanas, pero a las cuatro semanas de entrenamiento ya se observaba un marcado efecto.

Efecto puesto en duda

Pese a estos resultados, el efecto antidepresivo del deporte no se halla exento de controversia. Por un lado, se ha demostrado el modo en que dicho efecto acontece en el cerebro (entre otros procesos, a través de la regulación del factor de crecimiento BDNF). Por otro, investigadores de la Universidad de Copenhagen adviertieron en 2017, en la revista British Medical Journal, que los estudios que confirman el efecto antidepresivo del deporte adolecen de una metodología deficiente o son consecuencia de un sesgo de publicación; es decir, se han publicado y sobrevalorado los resultados deseados.  Asimismo, una revisión llevada a cabo en 2013 por psiquiatras británicos para la Colaboración Cochrane concluye que las investigaciones realizadas con una metodología robusta revelan efectos reducidos del deporte en la depresión. Los autores del reciente estudio indican que no han encontrado indicios de tergiversación en los datos que han analizado.

Christiane Gelitz/ Spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Aerobic exercise for adult patients with major depressive disorder in mental health services: A systematic review and meta‐analysis», de Ioannis D. Morres et al., publicado en línea en Depression and Anxiety, octubre de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas