Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

25 de Enero de 2019
Conservación

El ganado y la fauna salvaje de Kenia pueden coexistir e incluso beneficiarse mutuamente

Los animales salvajes favorecen el turismo y el ganado mejora la calidad del pasto.

Ganado y zebras pastan en una reserva natural en Kenia. [Tony Karumba/Getty Images].

Los parques nacionales de Kenia sirven de oasis en un mundo cada vez más poblado, pero no son la panacea de la conservación. Como en gran parte del este de África, dos tercios de la fauna del país reside fuera de los parques naturales, y estos animales no son bien recibidos por los terratenientes, porque los consideran competidores del ganado. Sin embargo, en una situación inusualmente ventajosa tanto para los humanos como para la naturaleza, los investigadores han demostrado que el ganado y la fauna silvestre pueden beneficiarse mutuamente. Un estudio publicado el pasado mes de octubre en Nature Sustainability mostró que mientras que los animales salvajes fomentan el turismo, el ganado mejora la calidad del pasto para todas las especies rumiantes.

La historia reciente explica esta simbiosis. Los animales y las especies herbáceas de la sabana han evolucionado juntos durante milenios. Sin embargo, según un estudio de PLOS ONE del 2016, la fauna salvaje ha disminuido aproximadamente en un 70 por ciento entre 1977 y 2016. La disminución de los animales en libertad, que anteriormente habían fomentado la regeneración del pasto al eliminar sus partes viejas y muertas, ha llevado al ganado a ocupar esa función ecológica.

«Piense en el ganado como en los fantasmas de una fauna del pasado», dice Felicia Keesing, ecóloga del Colegio Bard y autora principal del nuevo estudio. «Sin la cooperación del ganado, la fauna salvaje podría caer en una espiral descendente.»

Keesing y sus colaboradores se han centrado en Laikipia, una zona de gran densidad de ranchos que alberga el diez por ciento de la fauna salvaje de Kenia y sin parques nacionales. Los investigadores buscaron cuáles eran las preocupaciones de los terratenientes respecto a la transmisión de enfermedades y la presencia de otros animales. Para ello llevaron a cabo una prospección de garrapatas, inspeccionaron la calidad del pasto y anotaron el número de animales de 23 propiedades que cubrían el 40 por ciento de Laikipia.

Para su sorpresa, los investigadores únicamente encontraron ventajas cuando había números similares de animales domesticados y salvajes. En las propiedades mixtas, el ganado tratado contra las garrapatas reducía en un 75 por ciento el número total de estos parásitos portadores de patógenos. Además, la calidad del pasto era todavía mejor que en aquellas áreas en las que solo había o bien ganado o bien fauna salvaje, que sufrían un ramoneo excesivo o insuficiente, respectivamente.

«Para mi, una de las cosas más impresionantes de este trabajo es que la conservación de la fauna salvaje y la ganadería pueden beneficiarse mutuamente en áreas extensas», comenta Jacob Goheen, ecólogo de la Universidad de Wyoming que no formó parte del estudio.

Keesing señala que la sequía, la pobreza y la situación política pueden dificultar la aplicación de estas soluciones. En 2017, Laikipia sufrió una serie de asaltos violentos por parte de pastores de rebaños procedentes de otras partes de Kenya afectadas por la sequía. «La gente y la fauna salvaje de esta región han encontrado formas de coexistir que pueden funcionar», asegura Keesing. «Pero el potencial ecológico, económico y social de este tipo de gestión puede frenarse por circunstancias lejos de su alcance.»

Rachel Nuwer/Scientific American

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Scientific American.

Referencia: «Consequences of integrating livestock and wildlife in an African savanna». Felicia Keesing et al. en Nature Sustainability, vol. 1, págs. 566-573, octubre de 2018.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.