Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

27 de Abril de 2021
Geología

El oceánico mar Rojo

Los geólogos no conocen con certeza la antigüedad y características de su estructura geológica. Según un nuevo modelo tectónico, el mar Rojo es el doble de antiguo de lo que se suponía.

El mar Rojo, entre África y la península arábiga, abriéndose al sur hacia el golfo de Adén [Jacques Descloitres, MODIS Land Rapid Response Team, NASA/GSFC].

¿Océano naciente análogo a otros océanos cuando se estaban formando, o no?: esa es la pregunta que los géologos se hacen desde hace mucho sobre el mar Rojo. No hay consenso sobre la antigüedad de esa relativamente estrecha  y somera masa de agua entre África y la península árabiga, ni sobre si su rift ha dado lugar ya a un fondo oceánico bien desarrollado. Ahora, Nico Augustin, del Centro Helmholtz GEOMAR de Investigaciones Marinas de Kiel, y sus colaboradores han publicado un nuevo modelo tectónico que atribuye al mar Rojo una antigüedad de 13 millones de años, claramente mayor que la que se le suponía. En su artículo, aparecido en Nature Communications, explican que bajo sus aguas se extiende una cuenca oceánica madura.

El mar Rojo tiene unos 2250 kilómetros de largo, pero en la parte más ancha sus costas solo están a 335 kilómetros de distancia la una de la otra. Pese a que parece más bien una bahía gigantesca, se trata de un océano. Solo se puede sondear su fondo limitadamente, ya que está cubierto por gruesas capas de sedimentos y de sal. Para conseguir una imagen de ese fondo, el equipo de Augustin ha combinado cartas marinas muy precisas, muestras de roca e informaciones sísmicas con mediciones de las anomalías gravitatorias, y ha efectuado un cotejo con los datos de las dorsales mediooceánicas. Las anomalías gravitatorias en especial muestran que el mar Rojo descansa sobre corteza terrestre oceánica. Los valores recuerdan mucho a los de las dorsales mediooceánicas.

Por todo el mundo, hay bajo los océanos cadenas montañosas así. En ellas se expande el océano: se encuentran en los bordes de placas tectónicas que, presionadas por la cámara magmática que tienen debajo, se separan; asciende roca fundida, que paulatinamente forma una cordillera bajo el agua, y el océano se va ensanchando.

Es lo que está ocurriendo en el mar Rojo. Lo confirma el análisis de las muestras de roca que, según el equipo investigador, se parecen geoquímicamente al material de otras cortezas oceánicas. Con sus datos, el equipo calcula que el mar Rojo empezó a expandirse hace 13 millones de años. «Es más que el doble de la antigüedad que normalmente se le supone», dice Nico Augustin en un comunicado de prensa de GEOMAR.

El mar Rojo, en una regiíon muy cálida, es una de las masas de agua marina más saladas de la Tierra.

Karin Schlott

Referencia: «13 million years of seafloor spreading throughout the Red Sea Basin», de Nico Augustin, Froukje M. van der Zwan, Colin W. Devey y Bryndís Brandsdóttir, en Nature Communications, volumen 12, número de artículo: 2427 (2021).

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.