20 de Diciembre de 2021
INMUNOLOGÍA

La disminución de la superinmunidad a la COVID-19 suscita preguntas sobre si protegerá contra la variante ómicron

La combinación de la infección por SARS-CoV-2 y la vacunación confiere una protección poderosa, pero datos de Israel muestran que esta disminuye gradualmente.

Las personas con inmunidad híbrida producen niveles más altos de anticuerpos neutralizantes, un componente clave del sistema inmunitario contra el SARS-CoV-2, que las personas que solo han sido vacunadas o infectadas. [Pixabay]

La «superinmunidad» podría no ser tan buena después de todo. Una nueva investigación sugiere que la protección contra el virus SARS-CoV-2 disminuye con el tiempo incluso en personas que han experimentado la infección por SARS-CoV-2 y han recibido vacunas contra ella, una combinación que inicialmente proporciona una inmunidad muy elevada. La investigación, que aún no ha sido revisada por pares, se llevó a cabo antes de que surgiera la variante ómicron. Pero agudiza las preguntas sobre si la «superinmunidad», también conocida como inmunidad híbrida, se mantendrá igualmente frente a la última variante del coronavirus.

Los científicos se afanan por averiguar hasta qué punto ómicron elude la inmunidad conferida por la infección o la vacunación. Los resultados preliminares de los estudios de laboratorio sugieren que la vacunación y la superinmunidad ofrecen cierta protección contra la variante, y que la superinmunidad podría ofrecer más que los pinchazos por sí solos (este trabajo aún no ha sido revisado por pares).

Sin embargo, las pruebas anteriores muestran que la potencia de las vacunas existentes contra otras variantes del coronavirus disminuye gradualmente, y los funcionarios de salud pública explican que la propagación de ómicron ha aumentado la necesidad de que las personas reciban una dosis de refuerzo. Aún no se sabe si la inmunidad híbrida resultará más duradera que las vacunas contra ómicron.

Inmunidad turboalimentada

Las pruebas de laboratorio son claras: las personas con inmunidad híbrida producen niveles más altos de anticuerpos neutralizantes (un componente del sistema inmunitario contra el SARS-CoV-2) que las personas que solo han sido vacunadas o infectadas. Los anticuerpos neutralizantes de personas con inmunidad híbrida también son más potentes que los de las personas que solo han sido vacunadas. Y los datos de personas en Israel sugieren que la superinmunidad protege contra la infección mejor que dos dosis de vacuna.

Para ver cómo se comportaba la superinmunidad con el paso del tiempo, los investigadores analizaron las infecciones por SARS-CoV-2 desde principios de agosto hasta finales de septiembre de 2021 en más de 5,7 millones de israelíes clasificados en tres cohortes: los que habían sido infectados por el virus y aún no estaban vacunados; los que se habían recuperado de la infección y habían sido vacunados; y los que habían recibido 2 o 3 dosis de vacuna y no habían sido infectados.

El equipo descubrió que, durante el período de estudio, la tasa de infección en cada grupo aumentó con el paso del tiempo desde la vacunación o la infección. En particular, la tasa de infección aumentó incluso entre los participantes que tenían inmunidad híbrida.

Pero la inmunidad híbrida aún se mantuvo efectiva con el paso del tiempo: las personas que recibieron el segundo de dos pinchazos entre seis y ocho meses antes del período de estudio tuvieron una tasa de infección aproximadamente siete veces mayor que la de las personas que habían sido infectadas y luego recibieron un solo pinchazo.

En lo que respecta a la superinmunidad, «este es el estudio de seguimiento más largo que tenemos», dice Charlotte Thålin, inmunóloga y médica del Instituto Karolinska, en Estocolmo. «Así que definitivamente son datos sólidos».

Pero David Dowdy, epidemiólogo de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, señala que, aunque la tasa de infecciones intercurrentes podría ser mayor en las personas vacunadas del estudio, la enfermedad causada por tales infecciones es mucho menos grave que en las personas no vacunadas. (Hay muy pocos datos para sacar conclusiones sobre la enfermedad grave en personas vacunadas infectadas por ómicron.)

El número de personas con COVID-19 grave en cada grupo era demasiado pequeño para explorar el vínculo entre la fuente de inmunidad y la gravedad de la enfermedad, dice Yair Goldberg, estadístico del Technion - Instituto de Tecnología de Israel en Haifa y coautor de el estudio.

Dowdy también agrega que, debido a que los autores del estudio no asignaron participantes al azar a cada cohorte, la demografía difirió significativamente entre los grupos. Como resultado, las diferencias de comportamiento entre los grupos pueden haber sesgado los datos.

El período de estudio es anterior a la identificación de ómicron, lo que podría alterar las conclusiones de los autores, dice Amit Huppert, biólogo matemático del Instituto Gertner de Investigación en Epidemiología y Políticas de Salud en Tel HaShomer, Israel, y coautor del estudio. «Hace dos semanas, podría haber dicho “despreocúpese de la población recuperada después de un año de infección y concentre sus esfuerzos en vacunar a otras poblaciones”», dice. Pero los últimos datos que muestran que las reinfecciones y las infecciones progresivas son más probables con la variante ómicron sugieren que la inmunidad híbrida o mejorada será clave para prevenir infecciones graves, agrega.

Dowdy dice que, aunque estos datos ayudarán a los funcionarios de salud pública a identificar el régimen de vacuna más eficaz, no deberían influir en la política actual.

Huppert está de acuerdo. «Al final del día, esto son sutilezas», dice. «El mensaje principal es: “Vaya a vacunarse”.»

Max Kozlov/Nature News

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con el permiso de Nature Research Group.

Referencia: «Protection and waning of natural and hybrid COVID-19 immunity»; Y. Goldberg,  et al. en el repositorio de preimpresión medRxiv, 5 de diciembre de 2021.

Encuentra aquí todos los contenidos de Investigación y Ciencia sobre la pandemia de COVID-19. También puedes acceder a los artículos publicados por Scientific American y otras de sus ediciones internacionales a través de esta web.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.