19 de Mayo de 2022
Geofísica

La enorme onda expansiva de la erupción de Tonga

Los datos revelan que la violenta erupción del Hunga Tonga-Hunga Ha'apai de principios de este año tuvo una magnitud similar a la del Krakatoa en 1883.

La explosión del Hunga Tonga-Hunga Ha’apai dio lugar a una potente onda expansiva que vino acompañada de tsunamis, tormentas eléctricas y un estruendo que pudo escucharse a 10.000 kilómetros de distancia. [Servicio Geológico de Tonga]

Cuando estalló el volcán Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, el 14 de enero de 2022, las islas vecinas quedaron sepultadas bajo una gruesa capa de ceniza y perdieron la vida al menos tres personas. El análisis de los datos recogidos permite conocer ahora la verdadera intensidad de aquel evento explosivo. Por ejemplo, un grupo de investigación dirigido por Robin Matoza, de la Universidad de California en Santa Bárbara, explica en la revista Science que la onda expansiva se propagó a una velocidad de unos 1100 kilómetros por hora y dio la vuelta a la Tierra al menos cuatro veces en seis días, como demuestran los datos registrados por miles de estaciones de medición de todo el mundo.

Como resultado de la erupción, se generaron una serie de ondas atmosféricas. De acuerdo con Matoza y sus colaboradores, la más prominente de todas fue una onda de Lamb, un tipo de onda que solo se produce durante eventos explosivos de elevada intensidad. Comparando los datos con los de otras erupciones volcánicas, como la del Krakatoa en 1883, el equipo determinó que la amplitud de la onda expansiva fue comparable a la del evento del volcán indonesio y diez veces mayor que la que produjo la explosión del monte Santa Elena en 1980.

La onda expansiva también tuvo efectos en el océano. Desencadenó una serie de meteotsunamis en todo el planeta, antes de que se desatara en el Pacífico un tsunami de origen geotectónico. Además, la erupción del Hunga dio lugar a lo que los científicos describieron como una «notable» onda infrasónica que se detectó en todo el mundo, así como a un estruendo que pudo escucharse a más de 10.000 kilómetros de distancia.  

Según los expertos, se trata de la erupción más violenta acaecida en lo que llevamos de siglo. Las nubes de ceniza alcanzaron la estratosfera y las partículas expulsadas desataron una tormenta eléctrica de una intensidad sin precedentes: la empresa finlandesa de tecnología ambiental Vaisala documentó 590.000 relámpagos en tres días. Los rayos comenzaron a producirse el 13 de enero y alcanzaron su punto álgido el 15 de enero.

Daniel Lingenhöhl

Referencia: «Atmospheric waves and global seismoacoustic observations of the January 2022 Hunga eruption, Tonga». Robin S. Matoza et al. en Science, 12 de mayo 2022.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.