Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

3 de Septiembre de 2020
Psicología

La fobia social se acompaña de una marcada empatía

Las personas con fobia social presentan dificultades para relacionarse con los demás, pero no por ser poco empáticas, sino todo lo contrario.

Las personas con fobia social son capaces de percibir los sentimientos y pensamientos de sus congéneres, pero les cuesta traducir esa sensibilidad en acciones [iStock/Martin DM]

Entender y experimentar las emociones de los demás ayuda a construir relaciones sociales profundas. Sin embargo, las personas con ansiedad social a menudo se quejan de tener pocas y superficiales amistades. Pero, al contrario de lo que se podría pensar, ello no parece deberse a una falta de empatía, como demuestra un estudio llevado a cabo por las psicólogas Karen Auyeung y Lynn Alden de la Universidad de la Columbia Británica y publicado en Clinical Psychological Science.

Las investigadoras mostraron a una serie de participantes vídeos en los que aparecían personas que hablaban de una situación en la que se habían sentido excluidas por sus amigos. A continuación, se les pidió que evaluaran la intensidad de las diferentes emociones que mostraban los narradores. Algunos también tuvieron la oportunidad de aconsejar a las personas que aparecían en la grabación sobre cómo debían enfrentar la situación.

Los sujetos que presentaban una ansiedad social mayor o sufrían una fobia social demostraron ser más precisos a la hora de reconocer los sentimientos de los demás, observaron las autoras. No obstante, rara vez daban consejos a los que se sentían excluidos; y en caso de hacerlo, por lo común no mencionaban la necesidad de abrirse más a los demás o de reconciliarse con ellos.

Aunque las personas con fobia social son capaces de percibir los sentimientos y pensamientos de sus congéneres, parecen menos hábiles para traducir esa sensibilidad en acciones, escriben las autoras. Asimismo, sugieren que sus resultados podrían utilizarse para avanzar en la terapia de la fobia social. Por lo general, los afectados se muestran inseguros a la hora de reaccionar de manera correcta ante los demás, por lo que se les podría demostrar que pueden confiar en su «antena social» y, así, entrenar su aplicación en la interacción social.

Joachim Retzbach

Referencia: «Accurate empathy, social rejection, and social anxiety disorder». Karen Auyeung y Lynn E. Alden en Clinical Psychological Science, vol. 8, nº 2, págs.. 266-279, 2020.

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.