25 de Noviembre de 2021
Aprendizaje

La importancia de ver los labios para aprender a leer

Ver la boca del profesor favorece el aprendizaje de la lectura en los niños con dificultades para la discriminación fonémica.

Algunos niños necesitan ver cómo el profesor pronuncia las sílabas para adquirir una buena capacidad lectora. [iStock/ Mordolff]

 A causa de la pandemia de la COVID-19, la mayoría de los profesores porta mascarilla. Ello puede dificultar el aprendizaje de la lectura, sobre todo en los niños con escasa capacidad de discriminación fonémica, indican investigadores de las universidades de Ginebra y Aix-Marsella en L'Année Psychologique

Para comprobarlo, los autores examinaron la capacidad de distinguir las sílabas de una palabra en niños con edades comprendidas entre los 5 y 7 años en dos condiciones diferentes: en una solo escuchaban la pronunciación; en la otra, también veían el movimiento de los labios de la persona que hablaba. Según constaron, algunos niños necesitaban el recurso visual de los labios para distinguir las distintas sílabas. Así pues, ver la cara del profesor es muy importante para aprender a leer.

Enseñanza adaptada

Aprender a leer implica asociar los sonidos básicos de las palabras (fonemas) con secuencias de letras (grafemas). La mayoría de los niños son capaces de hacerlo, pero para algunos la forma de los labios del profesor es crucial. Por ejemplo, el hecho de que el profesor redondee los labios estirándolos hacia delante proporciona un estímulo visual característico del sonido [u], que ayuda al alumno a formar estas valiosas asociaciones.

Estos resultados sugieren que el hecho de que el profesor lleve mascarilla puede interferir en el aprendizaje de la lectura de los niños con escasa capacidad de discriminación fonémica. Por tanto, es conveniente identificarlos y proponer una enseñanza adaptada. Por ejemplo, mediante el uso de una mascarilla transparente.

Sébastien Bohler

Referencia: «Impact of lip-reading on speech perception in French-speaking children at risk for reading failure assessed from age 5 to 7». A. Piquard-Kipffer et al. en L'Année psychologique, vol. 121, págs. 3-18, 2021. 

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.