Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

9 de Marzo de 2021
Visión

Lentes de contacto para tratar el daltonismo

El material que las compone contiene nanopartículas de oro cuyas propiedades ópticas mejoran la percepción de los colores verde y rojo.

En la imagen, ejemplo de una carta de color Ishihara usada para diagnosticar el daltonismo. El número "74" debe ser claramente visible para los individuos con visión normal. Las personas con ceguera rojo-verde pueden leer "21". [Wikimedia Commons]

La deficiencia en la visión de los colores, o daltonismo, afecta al 8 por ciento de los hombres y al 0,5 por ciento de las mujeres. La mayoría de las personas con esta alteración hereditaria presentan dificultades para distinguir los colores verde y rojo. En la actualidad, no existe cura para este trastorno, pero el uso de gafas con cristales tintados ayuda a los daltónicos a mejorar su percepción de los colores. Ahora, Ahmed E. Salih de la Universidad de Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, y sus colaboradores exploran la utilidad y eficacia de unas nuevas lentes de contacto, en su trabajo publicado por la revista ACS Nano.

Los investigadores incorporaron nanopartículas de oro y plata al hidrogel de silicona que conforma la base de las lentes de contacto a fin de modificar sus propiedades ópticas. A diferencia de los pigmentos naturales usados hasta la fecha en el desarrollo de lentes, los nanocompuestos resultaron estables y no tóxicos. Además, a mayor cantidad de nanopartículas, las lentes de contacto presentaban mayor capacidad para filtrar las longitudes de onda de entre 540 y 580 nanómetros, que activan de forma simultánea los fotorreceptores sensibles a la luz verde y roja. Ello permite corregir la saturación de los colores. Por consiguiente, el cerebro distingue el color verde del rojo y reduce la confusión entre las tonalidades rojiverdes.

De entre los tres tipos de nanopartículas evaluados, las de 40 nanómetros de diámetro resultaron ser las más adecuadas, dado que no formaron agregados, ni filtraron más luz de la necesaria. Asimismo, no afectaron la capacidad del hidrogel para retener el agua, una propiedad esencial para evitar la sequedad de los ojos. Las lentes de contacto tampoco resultaron tóxicas para las células en cultivo.

Finalmente, los autores compararon dichas lentes con dos tipos de gafas y un tipo de lentes de contacto teñidas disponibles en el mercado. Los resultados mostraron que, a diferencia de las gafas, el nuevo material bloqueaban de forma selectiva las longitudes de onda que «ciegan» a las personas daltónicas. Además, mientras que las lentes de contacto comerciales pierden parte del pigmento a lo largo del tiempo de uso, las nanopartículas permanecieron estables.

En un futuro, Salih y su equipo confían en proseguir su investigación y realizar ensayos clínicos a fin de testar la comodidad y el confort de las lentes de contacto en personas.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Gold nanocomposite contact lenses for color blindness management», de A. E. Salih et al., en ACS Nano, publicado el 11 de febrero de 2021.

Revistas relacionadas

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.