Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2015
Bibliometría

Los artículos científicos con títulos breves son los más citados

Un análisis bibliométrico muestra una correlación inversa entre el número de citas y la longitud de los titulares.

Con pocas excepciones, los estudios aparecidos en revistas que publican artículos con títulos breves reciben más citas al año que los publicados en revistas con titulares más largos. [Letchford et al. / Royal Society Open Science]

 

El número de veces que un artículo científico es citado en otros estudios representa, a menudo, el indicador clave a la hora de evaluar la carrera de un investigador y asignarle un puesto de trabajo. Las citas también definen el prestigio de un concepto o método, y determinan el posicionamiento de una revista en la jerarquía editorial académica, de modo que las que han publicado trabajos muy citados incrementan su factor de impacto —aunque numerosos expertos cuestionan esta medida.

Según un nuevo estudio, ahora es posible predecir la popularidad de un artículo a partir del número de caracteres de su título. Al parecer, la brevedad sería la clave para que un trabajo atraiga la atención de los investigadores. Adrian Letchford, Helen Susannah Moat y Tobias Preis, de la Universidad de Warwick (Reino Unido), analizaron un total de 140.000 trabajos científicos más citados entre los años 2007 y 2013. En concreto, buscaron la existencia de posibles conexiones entre el número de citas recibidas por cada uno de ellos y la longitud de sus titulares. Los resultados, publicados en la revista Royal Society Open Science, muestran una correlación entre ambas variables. En concreto, el número de veces que un artículo es citado en otros estudios depende del número total de caracteres, incluidos espacios y puntuación, de su título.

Letchford y sus colaboradores investigaron también la presencia de ese vínculo entre los artículos publicados en una misma revista, con el fin de tener en cuenta posibles sesgos debidos a las restricciones que algunas publicaciones imponen en la longitud máxima de los títulos. (Por ejemplo, en la revista Nature no pueden superar las veinte palabras, mientras que en Science el máximo es de 90 caracteres).

Además, agruparon todos los trabajos estudiados por año de publicación. Para los artículos aparecidos en revistas científicas entre los años 2007 y 2008, la relación entre la brevedad del título y la cantidad de citas resultó estadísticamente significativa, contrariamente a los publicados entre 2012 y 2013, puesto que dispusieron de menos tiempo para ser referenciados. Con todo, esta diferencia desapareció cuando los investigadores analizaron el número total de citas por revista. En general, encontraron que las que publican artículos con títulos cortos reciben más citas por año, aunque se detectaron ciertas excepciones. Las revistas médicas The Lancet y The Lancet Oncology adquirieron un gran número de citas a pesar de títulos muy largos y el Journal of High Energy Physics fue referenciado en escasas ocasiones, aunque los autores de sus artículos utilizaron titulares más breves.

Según declaró Letchford, «estos resultados son consistentes con la hipótesis de que los artículos con títulos cortos son más fáciles de leer y entender, por lo que reciben más citas». Asimismo, podrían existir otras interpretaciones. Una de ellas es que un estudio que explica en términos generales un método innovador suele ser publicado con un título largo en revistas de menor prestigio, las cuales reciben un número reducido de citas.

Más información en Royal Society Open Science

Fuente: ScienceNews

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.