Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 14/03/2018

aprendizaje

Los bebés aprenden patrones abstractos visualmente

Los lactantes de tres meses ya son capaces de abstraer normas generales de una sucesión de objetos que aparecen en una sola imagen.

PLOS ONE

Menear

Los bebés de tres meses son capaces de detectar patrones en secuencias de imágenes y generalizar dicho patrón a nuevas secuencias. Los investigadores de la Universidad Noroccidental midieron el tiempo de atención de los bebés a las imágenes con un nuevo patrón (AAB) después de mostrarles otro (ABA) repetidamente. [iStock / M-image]

También te puede interesar

Desarrollo del bebé Desarrollo del bebé Ene/Abr 2018 Nº 19

Capacidades cognitivas y aprendizaje en las primeras etapas de la vida

Más información

Aunque los bebés de tres meses no pueden levantarse ni darse la vuelta, sí que son capaces de aprender patrones mirando al mundo que les rodea, según un estudio de la Universidad Noroccidental publicado en PLOS ONE. Los investigadores han demostrado que niños de tres y cuatro meses detectan patrones visuales y los aplican en nuevas secuencias.

En el reino animal, la capacidad de detectar objetos y eventos, así como de relacionarlos entre sí resulta clave para la supervivencia. En los humanos, esta habilidad resulta excepcionalmente abstracta: cuando aprendemos una norma o un patrón en un dominio sensorial (como una secuencia determinada de luces que se alternan), somos capaces de abstraer dicho modelo y aplicarlo en otro dominio (sonidos que se suceden, por ejemplo).

Esta habilidad, conocida como aprendizaje de reglas abstractas, constituye un rasgo distintivo de la percepción y cognición humanas. No obstante, se desconoce el momento en el que se desarrolla. Algunas investigaciones anteriores documentan que los bebés de cuatro meses pueden abstraer reglas a partir de sonidos del lenguaje y secuencias tonales, pero no son capaces de ello en relación con estímulos visuales. He aquí el enigma: ¿por qué los bebés son capaces de detectar patrones abstractos de sonidos que oyen pero no de objetos que ven?

El estudio realizado por investigadores del Colegio de Artes y Ciencias Weinberg de la Universidad Noroccidental ha arrojado algo de luz sobre la explicación de este fenómeno. «Si proporcionamos el estímulo de una forma más apropiada para el sistema visual, los bebés pueden aprender reglas abstractas visualmente», indica Brock Ferguson, coautor del artículo.

Imágenes de perros

Los investigadores mostraron patrones con secuencias de diferentes perros a 40 bebés. Por ejemplo, cuando aprendían un patrón «ABA» veían una foto de un Malamute de Alaska (A) seguido de una de un pastor alemán (B) y finalmente otro Malamute de Alaska (A). Esta secuencia la repetían con distintas razas caninas. Posteriormente, mostraron dos nuevas secuencias con perros que los bebés no habían visto antes. Los elementos en cada secuencia eran idénticos; solo difería el patrón. Una secuencia seguía el mismo patrón ABA (terrier, setter, terrier), mientras que la otra era AAB (terrier, terrier, setter). Midieron el tiempo que los bebés miraban cada una de las imágenes para evaluar su atención.

Aunque los elementos (raza canina) eran idénticos en las secuencias ABA y AAB, los lactantes se percataron de la diferencia de patrón, lo que demostraba su habilidad de aprendizaje de reglas abstractas a través de la visión.

Sandra Waxman, coautora del artículo y miembro del departamento de Psicología, indica que la novedad de este experimento estriba en que los bebés veían las tres imágenes a la vez. Los investigadores observaron que el sistema auditivo es más hábil en la abstracción de patrones de secuencias que se desarrollan en el tiempo (como escuchar un idioma o música), mientras que el sistema visual destaca en la capacidad extraer secuencias estructuradas en el espacio.

En conclusión, el estudio revela que los niños aprenden reglas abstractas a través de la contemplación desde una edad muy temprana. «Los bebés son capaces de hacer una abstracción formidable solo a partir de su observación del mundo», añade Waxman.

Fuente: Universidad Noroccidental

Referencia: «Very young infants learn abstract rules in the visual modality», de Brock Ferguson et al. en PLOS ONE, publicado el 2 de enero de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas