1 de Noviembre de 2017
Etología

Los lobos son más sociables y cooperativos que los perros

No cabe duda de que el mejor amigo de las personas no es el mejor amigo de los perros. Con los lobos es muy diferente: en sus manadas pugnan y se toleran sin problemas.

Según un experimento, parece que los perros han desaprendido la capacidad de cooperar entre sí que los lobos exhiben en sus manadas [Doug Smith].

Los investigadores del comportamiento lo intuían desde hace mucho: los lobos cooperan entre sí mucho mejor que los perros. A los propietarios de perros les parecerá irritante que se diga eso, pero tiene un fundamento natural: el típico perro doméstico y sus antecesores han tratado frecuentemente en las muchas generaciones pasadas desde su domesticación con los seres humanos, pero poco con su propia especie. En los lobos es al revés, pues casi siempre permanecen en manada junto a sus iguales. Eso conduce a que los lobos colaboren con los lobos mejor que los perros con los perros, según conjeturan uno científicos austriacos, que han querido comprobarlo con un experimento sobre el comportamiento canino. Lo describen en Proceedings of the National Academy of Science (PNAS).

Para crear unas condiciones lo más equitativas que fuera posible, no compararon unos perros caseros mimados, que desde el punto de vista etológico han ido degenerando progresivamente. En vez de eso, Sarah Marshall-Pescini, de la Universidad de Viena, analizó animales semisalvajes, que se desenvolvían libremente en manadas de perros albergadas junto a pequeñas manadas de lobos en el Centro de Investigación de los Lobos del parque de animales salvajes de Ernstbrunn. Los científicos comprueban desde hace algún tiempo con estos animales cómo se diferencian, sobre todo en sus capacidades cognitivas y cooperativas, la forma originaria del lobo y sus derivados domésticos, los perros.

Los investigadores adaptaron unos experimentos con los que antes se había estudiado sobre todo la cooperación y comunicación dentro de una misma especie de primates antropoides, como los chimpancés o los bonobos. Dos animales tenían, por ejemplo, que cooperar para tirar de un par de poleas para conseguir un manjar. Los lobos logran hacerlo claramente mejor y con menos intentos, mientras que los perros rehúyen trabajar juntos para hacerse con la comida. Según Marshall-Pescini, es probable que «los perros eviten, sencillamente, las situaciones potencialmente conflictivas». Los lobos están, por el contrario, acostumbrados a alimentarse juntos y a pelear por el mejor pedazo sin que ello provoque perturbaciones duraderas en la manada.

En conjunto, esto llevó a que los lobos pudiesen conseguir juntos comida en cien de 416 intentos, mientras que solo dos parejas de perros tuvieron éxito. Parece que los perros ya no cooperan entre sí, y que prefieren hacerlo con un ser humano en el que confíen: también los perros de trineos se motivan más con las personas que para trabajar en común. Los investigadores querrían investigar si diferentes razas de perros no cooperarán también de forma diferente y si los perros, que aparentemente se han desarrollado para eludir el conflicto incluso como animales de manada, no cooperarían, sin embargo, en el caso de que, en un experimento diseñado para que trabajen en común, no tuviesen que entrar demasiado en la zona de confort de otro animal de su especie. Pero ahora parece ya bastante seguro que la reticencia ante los compañeros de manada es una clara diferencia entre perros y lobos.

Jan Osterkamp/spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «Importance of a species' socioecology: Wolves outperfom dogs in a conspecific cooperation task», de Sarah Marshall-Pescini et al., en PNAS, edición anticipada en Internet.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.