Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

25 de Febrero de 2021
Etología

Los perros inteligentes aprenden palabras con excepcional rapidez

Algunos solo necesitan oír una palabra nueva cuatro veces para recordarla. 

Unos pocos perros aprenden palabras de manera rápida, como la yorkshire terrier Vicky Nina. [Marco Ojeda]

Ya sea «¡Saluda!», «¡Siéntate!» o «¡Quieto!». Los perros no solo reconocen lo que sus amos quieren que hagan por el tono de voz, también son lo suficientemente inteligentes como para distinguir palabras. Incluso aprenden el nombre de los objetos, entre ellos, juguetes. Algunos de estos animales lo logran con extraordinaria rapidez.

Según científicos de la Universidad Eötvös Loránd de Budapest, existen perros que reconocen una nueva palabra tras escucharla solo cuatro veces. Como las mascotas Whisky, un border collie, y Vicky Nina, una yorkshire terrier. El estudio se publica en Scientific Reports.

Los investigadores pidieron a una serie de personas que jugaran con sus respectivas mascotas en el laboratorio. Durante ese tiempo, nombraron cuatro veces un juguete desconocido para los perros. Para Whisky y Vicky Nina, ese número de repeticiones fue suficiente: después de la orden, supieron elegir el juguete que se les había indicado de entre otros. En cambio, no respondieron a otro término nuevo (orden de control).

Con el fin de averiguar si todos los perros tienen ese talento para el lenguaje, los científicos pusieron a prueba a otros 20 canes. Ninguno mostró una capacidad de aprendizaje tan sorprendente como la de Whisky y Vicky Nina. El equipo concluye que una comprensión tan rápida sin un entrenamiento específico es probablemente una rara excepción en el mundo canino.

«Whisky y Vicky Nina memorizaron el nuevo vocabulario con la misma rapidez que los niños de dos a tres años de edad, que también captan palabras nuevas con gran rapidez», afirma en un comunicado de prensa Adam Miklósi, de la Universidad Eötvös Loránd y uno de los autores del estudio. Con todo, el aprendizaje de los perros resultó significativamente menos sostenible que el que suelen mostrar los niños pequeños: diez minutos después del juego, el nuevo término parecía desvanecerse de su memoria, como comprobaron con otras pruebas.

Así pues, es probable que incluso los genios del lenguaje animal necesiten más tiempo para que una palabra permanezca en la memoria a largo plazo.

Daniel Mocker

Referencia: «Rapid learning of object names in dogs» Claudia Fugazza et al. en Scientific Reports, vol. 11, 2021.

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.