Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 01/10/2018

PREMIOS NOBEL

Nobel de fisiología o medicina para la inmunoterapia contra el cáncer

El premio de este año ha sido otorgado a James Allison y Tasuku Honjo por su descubrimiento de terapias oncológicas basadas en la inhibición de las barreras del sistema inmunitario.

Fundación Nobel

Menear

Los galardonados con el Nobel de medicina de este año, James P. Allison y Tasuku Honjo. [Fundación Nobel] 

También te puede interesar

Inmunoterapia contra el cáncer Inmunoterapia contra el cáncer

El cáncer tiene la capacidad de engañar al sistema inmunitario del organismo de modo que este no reconoce como un peligro las células tumorales y, por lo tanto, no las destruye. En las últimas décadas, el conocimiento acerca del funcionamiento y los errores de la inmunidad en esta enfermedad ha progresado de tal modo que ha permitido a los oncólogos renovar su arsenal con armas más potentes. Así, han nacido una serie de inmunoterapias que buscan anular o vencer las variadas tretas que emplean los tumores para zafarse del sistema inmunitario. Descubre en este monográfico algunas de las estrategias más destacadas: entre ellas, las vacunas, los tratamientos con linfocitos T-CAR y la eliminación de los mecanismos que frenan el sistema inmunitario, por la cual James Allison y Tasuku Honjo han merecido el premio Nobel de medicina o fisiología 2018.

Más información

El cáncer mata a millones de personas cada año y es uno de los mayores problemas de salud de la humanidad. Al estimular la capacidad inherente de nuestro sistema inmunitario para atacar a las células tumorales, los galardonados de este año han establecido una estrategia totalmente nueva para desactivar el cáncer. Esta consiste en eliminar las barreras que impiden que el sistema inmunitario reconozca las células cancerosas y las destruya.

En la década de 1990, James Allison, de la Universidad de Texas descubrió una proteína presente en la membrana de los linfocitos T, denominada CTLA-4, que evitaba que las reacciones inmunitarias resultaran demasiado exageradas. También se dio cuenta de que al eliminar este freno conseguía que las células inmunitarias proliferaran, lo que fortalecía la lucha del propio cuerpo contra ciertos tumores. Luego desarrolló este concepto en un nuevo enfoque para tratar a los pacientes.

Paralelamente, Tasuku Honjo, de la Universidad de Kyoto, identificó otra proteína en los linfocitos T, denominada PD-1, y tras una profunda exploración de su función, finalmente reveló que también actuaba como un freno del sistema inmunitario, pero mediante un mecanismo de acción diferente. Las terapias basadas en su descubrimiento han resultado ser sorprendentemente eficaces en la lucha contra el cáncer.

De las dos estrategias terapéuticas, la inhibición de la proteína PD-1 ha demostrado funcionar mejor y se están observando resultados positivos en varios tumores, entre ellos el cáncer de pulmón, el cáncer renal, el linfoma y el melanoma. Nuevos estudios clínicos indican que la terapia combinada contra CTLA-4 y a PD-1 a la vez puede resultar aun más eficaz, según se ha observado en pacientes con melanoma. En la actualidad se están llevando a cabo un gran número de ensayos con esta estrategia contra la mayoría de tipos de cáncer.

Los descubrimientos de Allison y Honjo han revolucionado el tratamiento oncológico y han cambiado fundamentalmente la forma en que entendemos cómo hacer frente al cáncer.

Fuente: Fundación Nobel

En este artículo se detalla el funcionamiento de la inmunoterapia premiada.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas