Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

27 de Noviembre de 2019
NEUROCIENCIA

¿Por qué un cierto tipo de ruido agudiza nuestra audición?

Descubren en ratones que el ruido blanco mejora la capacidad del cerebro de distinguir los sonidos.

Imagínese una fiesta con multitud de personas hablando, música de fondo y unos amigos manteniendo una animada conversación. ¿Cómo logra la capacidad auditiva o, mejor dicho, el cerebro, distinguir los diferentes sonidos? En su afán de averiguarlo, científicos de la Universidad de Basilea han descubierto en ratones que el llamado ruido blanco, un ruido constante, hace que el cerebro perciba los sonidos con mayor precisión. Los resultados se publican en Cell Reports.

Menos actividad neuronal

Para averiguar cómo el cerebro, más en concreto, la corteza auditiva, percibe y distingue los tonos, los investigadores exploraron mediante optogenética 
la actividad cerebral de ratones. Si bien se sabe que el cerebro solo puede diferenciar de manera vaga los sonidos a frecuencias similares, cuando los experimentadores activaron un ruido blanco, ese efecto se invirtió: el cerebro de los roedores fue capaz de distinguir mejor los sonidos. Pero no fue gracias al aumento de la actividad de las neuronas, sino todo lo contrario: el ruido blanco suprimió la actividad neuronal en la corteza auditiva.

«Hemos comprobado que cuando hay dos representaciones sonoras separadas, se da un menor solapamiento entre las diferentes poblaciones de neuronas», explica Tania Rinaldi Barkat, autora principal del estudio. «Por tanto, la reducción general de la actividad neuronal conduce a una presentación de tono más clara».

Hace ya algún tiempo que se investigan los efectos del ruido blanco. Entre otros hallazgos, se ha descubierto que las personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pueden concentrarse mejor cuando escuchan ruido blanco.

Karin Schlott

Referencia: «White noise background improves tone discrimination by suppressing cortical tuning curves». Rasmus Kordt et al. en Cell Reports, vol. 29, n.o. 7, págs.. 2041-2053, 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.