Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

9 de Octubre de 2019
PREMIOS NOBEL

Premio Nobel de química 2019 para el desarrollo de las baterías de litio

Un dispositivo que tenemos en las manos todos los días ha hecho que tres de los científicos que participaron en su creación ganen el premio Nobel de química.

[Fundación Nobel/ Niklas Elmehed]

Se ha concedido el Premio Nobel de Química de 2019 a John B. Goodenough, M. Stanley Whittingham y Akira Yoshino por su participación en la creación de las baterías recargables de litio. Se ha premiado este año, pues, uno de esos logros tecnológicos que forman parte de la vida diaria de casi todos. Las baterías de los teléfonos móviles y de los ordenadores personales son baterías recargables de ion de litio, que también se utilizan en los vehículos eléctricos y para acumular energía eléctrica generada por el Sol o el viento.

M. Stanley Whittingham es químico, catedrático, hoy en día, de Química de la Universidad Binghamton, integrada en la Universidad del Estado de Nueva York, donde dirige el Instituto de Investigación de Materiales y el programa de Ingeniería y Ciencia de Materiales. Nació en 1941 en el Reino Unido. En la década de 1970, mientras trabajaba para la compañía petrolera Exxon, creó una batería recargable de litio. Sin embargo, la realización de la idea por la que optó, con ánodo de metal de litio y cátodo de disulfuro de titanio, no llegó a ser práctica, por su coste y otros problemas.

El físico John Goodenough desempeñó un papel muy importante en el desarrollo de las baterías de litio al elegir en 1979 como material catódico el óxido de litio cobalto, LiCoO2, para lo que contó con la colaboración del físico Koichi Mizushima; esta sería la opción que luego comercializaría Sony y que sigue siendo común hoy. Dirigía entonces el Laboratorio de Química Inorgánica de Oxford. Nació en 1922 en Alemania mientras su padre realizaba allí el doctorado. Haría sus estudios ya en Estados Unidos. Ha realizado también aportaciones a la teoría del magnetismo. Hoy en día es catedrático de Ingeniería Mecánica y Ciencia de los Materiales de la Universidad de Texas en Austin.

El litio metálico es peligroso. El químico japonés Akira Yoshino fue quien dio con una forma de mejorar enormemente la seguridad de las baterías recargables de litio. Para ello usó en 1983 como cátodo, en el Laboratorio Kawasaki de la empresa química Asahi Kasei, el óxido de litio cobalto, y como ánodo, en vez de litio o compuestos de litio, poliacetileno, que sustituyó en 1985 por un compuesto carbonoso, coque de petróleo. Fue un paso decisivo: esa fue esencialmente la configuración que pusieron a la venta Sony, en 1991, y A&T Battery (Asahi Kasei y Toshiba), en 1992. Yoshino trabaja en Asahi Kasei y enseña en la Universidad de Meijo. Nació en 1948.

Fuente: Fundación Nobel.

Más información en la página web de la Fundación Nobel: nota de prensa, información básica y material avanzado.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.