29 de Noviembre de 2012
CAMBIO CLIMÁTICO

Sequías y degradación forestal

Los bosques de distintas regiones del planeta sufren un riesgo equiparable de sucumbir ante el aumento de las sequías asociado al cambio climático.

Bosque cerca de Trieste (Italia) donde se observa la mortalidad de los árboles debido a la sequía del verano de 2012. Las especies afectadas son Fraxinus ornus, Quercus pubescens y Ostrya carpinifolia, mientras que los pinos, Prunus mahaleb y Pistacia terebinthus permanecieron sanos. [Andrea Nardini, Universidad de Trieste]

El agua es el factor más limitante para la diversidad y la productividad de los ecosistemas de todo el mundo. Pero el clima mundial está cambiando y se prevé un ascenso de las temperaturas y cambios en las pautas de lluvias, lo que dejará extensas zonas del planeta con menos precipitaciones y una mayor probabilidad de sequías extremas. Esas alteraciones afectarán sin duda a los bosques, que ocupan más del 30 por ciento de la superficie terrestre del planeta. Resulta necesario, por tanto, conocer esos efectos, ya que los bosques desempeñan una función esencial en los ciclos de carbono y agua, proporcionan madera y otros productos, y constituyen el hábitat de una enorme diversidad de plantas, animales y microorganismos.

Pero los bosques se desarrollan en un amplio abanico de condiciones climáticas, por lo que resulta de gran interés predecir la vulnerabilidad de los árboles frente a las variaciones en la disponibilidad de agua en distintos biomas. Ahora, un estudio internacional (en el que han participado investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales y de la Universidad Autónoma de Barcelona) ha analizado la vulnerabilidad fisiológica de diferentes especies arbóreas y ha demostrado que los bosques de diferentes zonas del planeta, con distintas condiciones climatológicas, sufren un riesgo equiparable de degradación ante el aumento de las sequías.

Embolias en las plantas

Una de las causas principales de la disminución de la productividad y de la mortalidad vegetal durante la sequía es el fallo hidráulico, como consecuencia de la formación de émbolos de aire en el sistema vascular de las plantas. Este sistema conecta las raíces con las hojas y está formado por infinidad de tubos interconectados, similares a vasos sanguíneos. Cuando el suelo se seca, el agua en el interior de los conductos se halla sometida a una gran tensión. Ello puede provocar la ruptura del hilo continuo de agua que hay en su interior, lo que da lugar a una obstrucción de aire similar a las embolias humanas, que bloquean el sistema circulatorio. A medida que aumenta el estrés por sequía, el aire se acumula en el sistema hasta que la planta deja de poder transportar agua a las hojas, se deseca y muere.

El estudio ha comparado el riesgo de embolia inducida por la sequía en un gran número de especies leñosas, con la intención de examinar las probables consecuencias del cambio climático en los distintos biomas forestales. Se ha demostrado así que el 70 por ciento de las 226 especies forestales analizadas en 81 zonas de todo el mundo operan con unos márgenes estrechos de seguridad hidráulica (menos de 1 megapascal) ante una sequía intensa y, por lo tanto, se enfrentan a una reducción a largo plazo en la productividad y la supervivencia si la temperatura y la aridez aumentan según lo previsto en numerosas regiones del planeta.

Asimismo, se ha comprobado que los márgenes de seguridad no guardan relación con la precipitación media anual de la región, lo que demuestra que existe una convergencia global en la vulnerabilidad de los bosques ante la sequía: todos los biomas forestales se muestran igualmente vulnerables al fallo hidráulico con independencia de su precipitación actual. Los resultados permiten entender por qué la degradación forestal inducida por la sequía no solo afecta a las regiones áridas, sino también a los bosques húmedos, en los que normalmente se considera un menor riesgo de alteraciones por efecto de las sequías.

Más información en Nature

— IyC

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.