Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

4 de Septiembre de 2019
Psicología

Si desea lograr un objetivo, debe compartirlo, pero vigile con quién

Las personas muestran un mayor compromiso y rendimiento cuando explican su meta a alguien que admiran.

Explicar los objetivos favorece su cumplimiento, sobre todo si estos se comparten con una persona a la que se considera de un estatus superior al propio.. [iStock/ Pinkypills]

Para conseguir un objetivo, lo mejor es explicárselo a la persona adecuada. «Al contrario de lo que habrá escuchado, en la mayoría de los casos se obtiene más beneficios si comparte el objetivo que si no se hace, siempre y cuando lo haga con alguien cuya opinión valora», afirma Howard J. Klein, investigador de la Universidad Estatal de Ohio y autor principal del reciente estudio publicado en Journal of Applied Psychology.

Esta investigación contradice los resultados de un estudio llevado a cabo en 2009, en el que se sugiere que explicar los propios objetivos a otras personas resulta contraproducente.

Mayor compromiso y mejores resultados

En un primer estudio, los investigadores observaron que los trabajadores que compartían sus objetivos profesionales con alguien que ocupaba una posición superior mostraban un mayor compromiso para alcanzar esas metas.

En otra investigación, pidieron a 171 universitarios que desplazaran un cursor sobre el número 50 que aparecía en la pantalla del ordenador tantas veces como les fuera posible dentro de un espacio de tiempo limitado. Después de comprobar cuántas veces lo lograban, tenían que repetir la tarea, pero esta vez debían marcarse una meta. Un ayudante de laboratorio verificaría el logro de su objetivo. En unos casos, este iba vestido con traje chaqueta y se presentaba como un doctorando de la escuela de negocios y experto en el tema que se estaba investigando. En otros, llevaba ropa informal y decía ser un estudiante que trabajaba a tiempo parcial en la escuela de negocios. Los participantes de un tercer grupo no constaron su objetivo a nadie.

¿Resultado? Los probandos que habían compartido su objetivo con el ayudante de laboratorio que consideraban de nivel superior (el universitario de doctorado) informaron que se sentían más comprometidos con el objetivo que se habían propuesto que los que explicaron su meta al que consideraban de nivel inferior (el ayudante de laboratorio a tiempo parcial). De hecho, los primeros se desempeñaron mejor en la tarea que los demás participantes.

El juicio de los demás

«Si no te importa la opinión de la persona a quien le cuentas tu objetivo, tampoco varia tu deseo de persistir, que es de lo que realmente se trata en el compromiso de objetivos», indica Klein. En otras palabras, es más probable que se intente ser meticuloso y persistente en el objetivo cuando se comparte con alguien a quien se admira.

En otro estudio, los experimentadores preguntaron a los participantes sobre su aprensión a la evaluación, es decir, sobre cuánto les importaba lo que el ayudante de laboratorio pensara de ellos. Los resultados mostraron que los sujetos que se preocupaban más por la opinión de este se encontraban más comprometidos con el objetivo y tenían más probabilidades de lograrlo. La aprensión a la evaluación fue mayor cuando consideraban que tenía una posición superior.

La aprensión a la evaluación, sugiere Klein, puede ser una de las claves de por qué es útil contar los objetivos a una persona que se considera de un estatus superior. Aunque ello puede tener un efecto negativo si se lleva demasiado lejos. «No se dio en nuestro estudio, pero es posible que tratar de impresionar a alguien pueda crear tanta ansiedad que podría interferir en el rendimiento», apunta el investigador.

En una investigación a más a largo plazo, los científicos evaluaron a 292 universitarios en el transcurso de un semestre completo. Estos establecieron metas desafiantes al comienzo del semestre y las compartieron con otras personas. Al igual que en los trabajos anteriores, los estudiantes que explicaron su objetivo a una persona con una posición alta se mostraron más comprometidos en conseguirlo y tenían más probabilidades de alcanzar su objetivo.

Según concluyen los investigadores, no importa el tipo de objetivo que se tenga (laboral, personal o académico), lo importante es explicarlo y «preocuparse por la opinión de la persona con la que se comparte», subraya Klein.

Universidad Estatal de Ohio/ Jeff Grabmeier


Referencia: «When goals are known: «The effects of audience relative status on goal commitment and performance». Howard J. Klein et al., publicado en línea en Journal of Applied Psychology, agosto 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.