Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 28/11/2017

zoología

Sirenas reencontradas

Las vacas marinas o manatíes viven hoy solo en aguas cálidas. No siempre fue así, como muestra un gigantesco esqueleto desenterrado en las islas rusas del Comandante.

Commander Islands Nature and Biosphere Reserve

Menear

Se ha encontrado el esqueleto de una vaca marina de Steller, extinta pariente de los manatíes de hoy, pertenecientes aquella y estos al orden de los sirenios [Commander Islands Nature and Biosphere Reserve].

También te puede interesar

En junio de 1741, Georg Wilhelm Steller, médico y naturalista alemán, empezaba un aventurado viaje de exploración por la costa siberiana del estrecho de Bering y hasta Alaska. Durante ese viaje descubrió y describió por primera vez un gigante de los mares hasta entonces desconocido en Occidente: la llamada vaca marina de Steller (Hydrodamalis gigas), que medía hasta ocho metros de largo y podía pesar como poco cinco toneladas. Con ello, el gigante sobrepasaba a sus parientes tropicales varias veces. Pero Steller sigue siendo de los pocos científicos que vieron una vaca marina viva en las aguas boreales. Su población total debía de ser entonces de unos 2000 animales. Hoy en día, solo subsisten en todo el mundo 20 esqueletos y unas pocas muestras de piel, así que ha sido un golpe de indiscutible suerte que en una de las islas del Comandante se haya encontrado un esqueleto muy completo, casi perfecto.

Marina Shitova, colaboradora de la Reserva Natural y de la Biosfera de las islas del Comandante, observó, siguiendo las indicaciones de la estación científica, que sobresalían unos huesos de un como pequeño escalón en la costa. Unos días, y una mejora del tiempo, después, su equipo y ella desenterraron los huesos: a la vista se presentó un espina dorsal casi perfecta junto con numerosas costillas, un omoplato, huesos de la espalda, partes de las extremidades anteriores y de los huesos coaxales. Por desgracia, faltaba el cráneo. En total, el ejemplar debió de medir sus buenos seis metros de longitud, según evalúan los investigadores a partir de los huesos subsistentes y de los perdidos. Tras una restauración, los restos se expondrán en un centro de visitantes, que ha de construirse todavía.

La descripción que hizo Steller de la vaca de mar fue por lo demás bien notable, si se tiene en cuenta que en esos momentos él y la tripulación de su barco, el San Pedro, debían de estar luchando por su mera subsistencia. Durante una tormenta, el 16 de noviembre de 1741, el barco naufragó en la isla de Bering, donde el comandante Vitus Bering moriría apenas un mes después. El resto de la tripulación permaneció aislada allí durante nueve meses, hasta que pudieron construir con los restos del San Pedro una nueva embarcación, con la cual los supervivientes pudieron retornar en septiembre de 1742 al puerto de Petropawelowsk-Kamtschatski. La vaca marina de Steller no tuvo un final mucho más afortunado. En el plazo de solo 27 años, los cazadores de pieles erradicaron a la especie de las islas del Comandante: proporcionaban unas provisiones excelentes

Daniel Lingenhöhl/spektrum.de

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Fuente: «Skeleton of ancient sea cow found on Bering island», en The Commander Islands Nature and Biosphere Reserve named Marakov S. V., 16 de noviembre de 2017.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.