Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

7 de Junio de 2021
Sismología

Terremotos lejanos hacen que tiemble hielo en la Antártida

El monte Erebus es uno de los volcanes más aislados de la Tierra. Sin embargo, su hielo es muy sensible a oscilaciones de origen remoto, como demuestra un estudio sismológico.

El cráter del monte Erebus [NSF/Josh Landis; United States Antarctic Program - Antarctic Photo Library].

Terremotos intensos que se producen a miles de kilómetros de distancia desencadenan pequeños seísmos en el hielo de un volcán de la Antártida. Lo han descubierto Chenyu Li, del Instituto de Tecnología de Georgia, en Atlanta, y sus colaboradores. Describen sus resultados en Seismological Research Letters.

En las laderas cubiertas de hielo del monte Erebus, el volcán activo más al sur, y a su alrededor hay numerosos sismómetros de alta tecnología. Chenyu Li y sus colaboradores investigaron los datos aportados por esa red de sensores entre 2000 y 2017. Seleccionaron 47 terremotos muy lejanos y observaron cómo cambiaban los datos de los simómetros entre un día antes y un día después de los temblores. Vieron que tras siete fuertes terremotos también creció la actividad sísmica en el monte Erebus.

El equipo de investigadores encontró también la confirmación de que las ondas superficiales generadas por los terremotos lejanos originaban realmente las débiles sacudidas del volcán antártico. En especial, las ondas cortas llamadas ondas de Rayleigh causaban actividad sísmica a su paso por él.

Parece además que se trata de temblores del hielo y no del suelo. Los seísmos del hielo se producen con mayor frecuencia en los meses más cálidos de la Antártida, presumiblemente porque las oscilaciones de la temperatura debilitan el quebradizo hielo.

Gracias a las propiedades de las sacudidas, deducidas de  las mediciones, Liu y sus colaboradores han podido descartar que los seísmos observados en el hielo sean reacciones a las, aunque frecuentes, poco potentes erupciones del Erebus. Causarían seísmos con otras características. Por otra parte, el grupo no encontró indicios de que los terremotos lejanos afectasen a la actividad volcánica.

El monte Erebus es notable en múltiples aspectos. Es uno de los muy pocos volcanes del mundo que tienen un lago de lava al aire libre. Y de esos cinco, es el único con erupciones frecuentes, repetitivas, del tipo llamado estromboliano, de modo que la lava correspondiente a este solo en él se puede ver tan bien. Esto, unido a que, dentro de lo que cabe, es bastante accesible, han hecho de él un preciado objeto para la investigación volcanológica. El estudio exacto de sus erupciones podría valer para dar con las condiciones que llevan a que los volcanes de ese tipo entren en erupción.

Jan Dönges

Referencia: «Remote Triggering of Icequakes at Mt. Erebus, Antarctica by Large Teleseismic Earthquakes», de Chenyu Li et al., en Seismological Research Letters (2021).

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.