Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

5 de Febrero de 2019
REPRODUCCIÓN

¿Una alternativa al preservativo y la vasectomía?

Los cócteles en capas inspiran el desarrollo de un gel que impediría el paso de los espermatozoides por el conducto deferente de ratas. Sin embargo, la aplicación de luz infrarroja disolvería el obstáculo y restauraría la fertilidad.

Atractivos por sus capas de colores, ahora cócteles como Sex on the Beach han inspirado el diseño de un gel formado por 4 materiales capaz de esterilizar ratas macho durante 20 semanas. Tras la aplicación de luz infrarroja, los animales recuperarían su fertilidad. [Pixabay]

Con frecuencia, en una pareja estable, la responsabilidad de evitar el embarazo recae sobre la mujer. Sin embargo, el uso prolongado de anticonceptivos hormonales puede conllevar la formación de coágulos en los vasos sanguíneos o un aumento de la presión arterial, entre otros efectos secundarios. Ahora, cócteles como Sex on the Beach, San Francisco o Tequila Sunrise, y en concreto, las coloridas capas que forman los ingredientes que los componen, podrían haber inspirado un nuevo método para la contracepción masculina.

Esta estrategia de control de natalidad consistiría en la inyección secuencial de 4 materiales distintos en el conducto deferente, que transporta los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra, donde se mezclan con otros líquidos antes de salir al exterior. Así, los reactivos formarían un gel que bloquearía el paso de las células sexuales masculinas. La exposición a luz infrarroja, no obstante, mezclaría los reactivos y disolvería el tapón. Es decir, la esterilización podría revertirse.

En su trabajo, publicado por la revista ACSNano, Xiaolei Wang y su equipo, de la Universidad de Nanchang, observaron que, en ratas, el efecto anticonceptivo perduraba hasta 20 semanas, según la composición del gel. Tras varios experimentos, los científicos dieron con la más eficaz: una primera parte de hidrogel de alginato de calcio, seguida de una segunda de nanopartículas de oro, una tercera de ácido etilendiaminotetraacético (EDTA, por sus siglas en inglés) y, finalmente, otra capa de nanopartículas áureas. Todas ellas de 1 centímetro de grosor.

Al parecer, los reactivos no solo constituirían una barrera física para los espermatocitos, sino también química. Por un lado, las nanopartículas atraerían e inmovilizarían el esperma, mientras que, por el otro, el EDTA reduciría su viabilidad.
Wang y sus colaboradores comprobaron que la mezcla no afectó al comportamiento sexual de los animales. Es decir, tanto su líbido, como su capacidad para aparearse permanecieron inalteradas. Además, los machos esterilizados fueron capaces de engendrar crías después de disolver el gel mediante radiación infrarroja.

Hasta la fecha, el preservativo y la vasectomía constituyen los métodos anticonceptivos masculinos más usados. Las limitaciones de ambos, sin embargo, evidencian la necesidad de desarrollar otras alternativas. A pesar de los alentadores resultados, los autores destacan la necesidad de descartar la toxicidad del gel, así como de estudiar su efectividad en otros modelos animales antes de realizar cualquier prueba en humanos.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «A cocktail-inspired male birth control strategy with physical/chemical dual contraceptive effects and remote self-cleared properties», de W. Bao et al., en ACSNano, publicación avanzada en internet el 30 de enero de 2019.

Artículos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.