Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 29/11/2018

Microbiologiía

Una bacteria potencialmente mortal habita en nuestra piel

Algunas poblaciones de este abundante microorganismo contienen alteraciones genéticas que les confieren resistencia a los antibióticos. Ello causaría graves infecciones a pacientes que se someten a operaciones quirúrgicas.

Nature Communications

Menear

No todas las cepas de Staphylococcus epidermidis resultan inofensivas. Esta bacteria, que coloniza la piel humana, puede presentar variantes genéticas que le permiten sobrevivir a la acción de los antibióticos y causar graves infecciones. En la imagen, Staphylococcus epidermidis. [Wikimedia Commons]

También te puede interesar

Resistencia antibiótica Resistencia antibiótica

El uso excesivo e inadecuado de los antibióticos en la sociedad actual está provocando una aceleración en la aparición y propagación de bacterias resistentes a dichos medicamentos, lo que representa una problemática creciente no tan solo en el ámbito de la salud sino también en el social y el económico. Este monográfico (solo en PDF) repasa las estrategias usadas por ciertos microbios para desarrollar sus defensas contra los antibióticos y los métodos científicos que se están empleando en la lucha contra las cepas resistentes.

Más información

La resistencia de las bacterias a los antibióticos representa un desafío para la comunidad científica y médica. La falta de herramientas para combatir estas infecciones pone en riesgo a la población.

Ahora, la lista de microorganismos capaces de eludir la acción antibiótica cuenta con un nuevo miembro: Staphylococcus epidermidis. Este microbio se halla en la piel de todos los seres humanos, y aunque su presencia acostumbra a pasar inadvertida, en ocasiones, provoca graves complicaciones al entrar en el organismo a través de la herida de una operación quirúrgica.

En su trabajo más reciente, publicado por la revista Nature Communications, Samuel K. Shepard y su equipo, de la Universidad de Bath en Reino Unido, junto con científicos de otros centros de investigación ingleses, noruegos, japoneses, tailandeses, suizos, portugueses, estadounidenses, alemanes y suecos, han identificado la razón de la virulencia de esta abundante bacteria.

Para ello, tomaron muestras tanto de pacientes que contrajeron una infección después de someterse a un implante de prótesis articular, como de voluntarios sanos. El análisis de las poblaciones de microorganismos reveló diferencias en la secuencia de 61 genes entre las cepas de Staphylococcus epidermidis patógenas y las inocuas.

Shepard y sus colaboradores relacionaron estos genes alterados con la formación de colonias estructuradas de bacterias, o biofilms, que facilitan su supervivencia ante fármacos, así como la aparición de toxicidad celular, inflamación y resistencia al antibiótico meticilina. De forma sorprendente, algunos sujetos sanos también presentaron dichas alteraciones genéticas, aun cuando no mostraron síntomas de enfermedad.

Ahondar en el conocimiento de por qué, a veces, algunas poblaciones de Staphylococcus epidermidis originan infecciones nocosomales, también conocidas como infecciones adquiridas en el hospital, ayudaría a identificar aquellos pacientes con mayor riesgo antes de la intervención quirúrgica.

Por su abundancia, hasta la fecha, médicos y científicos no consideraban este tipo de bacteria como un potencial peligro para la salud pública. En consecuencia, existen pocos datos acerca del número de casos de infección intrahospitalaria que causa. Sin embargo, los investigadores esperan que sus conclusiones ayuden a incluir a Staphylococcus epidermidis en los protocolos diseñados a fin de controlar brotes infecciosos.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Disease-associated genotypes of the commensal skin bacterium Staphylococcus epidermidis», de G. Méric et al. en Nature Communications, 9:5034, publicado el 28 de noviembre de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas