Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Noticias
  • 25/07/2018

Neurociencia

Una imagen en 3D muestra todas las neuronas de la mosca de la fruta

Los investigadores esperan que la técnica permita avanzar en la comprensión de cómo el cerebro influye el comportamiento.

Cell

Menear

El cerebro de la mosca de la fruta posee unas 100.000 neuronas. En la imagen aparecen las neuronas (en color) que conectan con los llamados cuerpos pedunculados, los cuales participan en la memoria y el aprendizaje. [Z. Zheng et al./ Cell, 2018]

También te puede interesar

Cartografiar el cerebro Cartografiar el cerebro Sep/Dic 2017 Nº 18

Técnicas y megaproyectos para descifrar la complejidad cerebral

Más información

Una neuroimagen tridimensional de muy alta resolución permite obtener información del sistema nervioso central de Drosophila melanogaster, también conocida como mosca de la fruta o del vinagre, a un nivel de detalle hasta ahora no alcanzado. Para ello, investigadores del Instituto de Medicina Howard Hughes han diseccionado el cerebro del insecto, del tamaño de una semilla de amapola, en 7062 cortes de tejido y los han escaneado, uno a uno, con un microscopio electrónico. A partir de un total de 21 millones de neuiroimágenes, han recostruido el sistema nervioso completo del insecto, como muestra la reproducción visual (debajo) elaborada por el Grupo Conectoma Drosophila de la Universidad de Cambridge, que dirige Philipp Shlegel.

En un inicio, los autores describieron cómo un tipo de neuronas conectaba el sistema olfativo de la mosca con los denominados cuerpos pedunculados, los cuales se consideran la sede cerebral de las funciones superiores en el insecto. Al analizar el patrón de conexión de estas células y sus ramificaciones, hallaron unas conexiones de las que hasta ahora no se tenía conocimiento. Además, observaron que las neuronas se encontraban organizadas en haces relativamente regulares, característica que se desconocía, señalan los científicos. La investigación se publica en la revista Cell.

Objetivos para el futuro

Los investigadores pretenden, a largo plazo, crear una cartografía completa de la red neuronal de la mosca de la fruta, que consta de alrededor de 100.000 neuronas, con el fin de comprender cómo su cerebro procesa la información. En comparación con los mamíferos, las moscas poseen un sistema nervioso pequeño y simple, aunque les permite comportamientos complejos: por ejemplo, son capaces de asociar ciertos olores o lugares con situaciones de peligro o seguridad. Por otra parte, el cerebro de Drosophila se considera un objeto de investigación importante para ampliar los conocimientos sobre aspectos básicos del procesamiento de información neuronal.

Hace apenas diez años, este tipo de proyecto resultaba impracticable dado el tiempo que requería, indica Davi Bock, investigador del estudio, en un comunicado de prensa. Entre otras limitaciones, los escáneres tridimensionales anteriores presentaban una baja resolución. El desarrollo de microscopios rápidos y la formación de manipuladores expertos, diestros en colocar las rebanadas de tejido y moverlas con precisión en fases micrométricas bajo el microscopio, ha permitido obtener esta reproducción cerebral. Los datos del cerebro tridimensional de la mosca de la fruta pueden consultarse en la web temca2data.org.

Jan Dönges/ Spektrum.de 

Artículo traducido y adaptado por Investigación y Ciencia con permiso de Spektrum der Wissenschaft.

Referencia: «A complete electron microscopy volume of the brain of adult Drosophila melanogaster». Zhihao Zheng et al. publicado en Cell el 19 de julio de 2018.

Artículos relacionados

Revistas relacionadas